Combinaciones de vacunas para enfrentar a la variante Delta

Se espera que mañana haya un anuncio conjunto entre Nación, Provincia y Ciudad sobre los resultados de las pruebas de combinaciones de vacunas. Todas las combinaciones posibles, dentro de lo que está disponible en Argentina, habrían dado buenos resultados. Se necesita completar los ciclos para prevenir un brote por la variante Delta.

Por Dr. Daniel Cassola

Si bien las confirmaciones tendrían que hacerse públicas mañana, lo más probable que es los argentinos que están esperando por la segunda dosis de Sputnik V, que todavía no arribaron al país, sean convocados a vacunarse con alguna dosis de las otras disponibles para completar el esquema. La circulación de la variante Delta, que en algún momento se espera que sea comunitaria, obliga a mejorar la inmunidad de la población.

En distintas pruebas se testearon las tres combinaciones posibles con lo que hay disponible. Es decir, se probó la mezcla entre la primera dosis de Sputnik con la de AstraZeneca, Sinopharm y con otra dosis uno de la jeringa rusa. La combinación más favorable sería con la de Oxford – AstraZeneca, lo que también debería confirmarse mañana en conjunto por las autoridades sanitarias de Nación y el AMBA.

En otros países del mundo ya hay estudios que confirman la eficacia de la estrategia y, como símbolo, se recuerda a la canciller alemana Ángela Merkel, que se aplicó vacunas de dos laboratorios distintos (primera de AstraZeneca y segunda de Moderna, en su caso). Un punto saliente es que la combinación no empeora las posibilidades de sufrir efectos adversos. En su mayoría son leves y los mismos que con una dosis: algo de fiebre, algún malestar pasajero y la posibilidad de sufrir una molestia en el brazo por el pinchazo.

Trascendió información sobre que la combinación de Sputnik 1 y AstraZeneca no solo sería mejor que las demás sino que además sería más efectiva que la propia Sputnik 2. Este es otro punto que habrá que analizar mañana cuando se conozca la información oficial. También se va a estudiar la posibilidad de combinar Sputnik con Moderna, pero como las vacunas estadounidenses fueron las últimas en llegar al país todavía la investigación está en desarrollo.

Por otra parte, no se descarta completar la vacunación de Sputnik 1 como se planeó originalmente, o sea con la dosis dos del mismo producto. Al momento no hay ningún vuelo confirmado para traer vacunas de este tipo desde Moscú, donde además se atraviesa una pequeña crisis. La variante Delta llevó a que los casos crecieran mientras que un porcentaje muy bajo de la población rusa está vacunada, por lo que privilegiarían completar las aplicaciones en sus ciudadanos.

A su vez, el Laboratorio Richmond ya envió muestras de las dosis dos fabricadas aquí en el Conurbano Bonaerense y espera por la aprobación del Instituto Gamaleya para poder fabricarlas en masa y distribuirlas. El carácter de la vacunación se mantiene como voluntario, por lo que los recibieron una dosis de Sputnik 1 y todavía no accedieron a la segunda pueden optar por acudir a vacunarse con alguna combinación posible o esperar por la dosis dos.

Si bien ya hay un importante porcentaje de la población adulta argentina con al menos una dosis es clave completar los esquemas ante la amenaza que significa la más contagiosa variante Delta. Si un infectado con la cepa original contagiaba en promedio a dos personas y media, la Delta impulsa el contagio hasta cuatro personas y media. También se calcula que con 45 segundos de contacto bastaría para realizar el contagio. No hay datos certeros sobre si provoca o no más mortalidad, pero con el simple de hecho de ser más contagiosa aumenta nominalmente la cantidad de personas que pueden contraer el cuadro grave de la enfermedad.

.

También te puede interesar...