Con dos jubilaciones mínimas no alcanza para superar la línea de la pobreza


Por Dr. Daniel Cassola

Hasta el próximo aumento de septiembre la jubilación mínima se encuentra en los 11.300 pesos. Si pensamos en un hogar integrado por una pareja los haberes combinados apenas superan los 22 mil pesos.

Según la última medición de la canasta del jubilado que realiza la Defensoría de la Tercera Edad liderada por Eugenio Semino se necesitan poco más de 30 mil pesos para cubrir los gastos mensuales. Para una persona sola se torna prácticamente imposible, mientras que una pareja puede compartir algunos gastos pero no otros, como por ejemplo los medicamentos.

A todo esto la última medición data de abril por lo que se le deberían agregar al menos 7 puntos de inflación.

Por otra parte, las Pensiones No Contributivas y la Pensión Universal para Adultos Mayores están en un rango del 70 – 80 por ciento menos que la jubilación mínima y son percibidas por aproximadamente 1.300.000 de personas.

En este estado de situación, hay más de un 70% de mayores sin poder cubrir sus necesidades básicas. En aquellos casos en los cuales se perciben 2 haberes estarían sólo aproximándose a los valores de esta canasta.

A su vez, la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno porteño publicó esta semana que una familia tipo que vive en la Ciudad de Buenos Aires necesita ingresos mensuales por 30.914 pesos para no caer bajo la línea de pobreza. Ahora bien, si sus integrantes tienen aspiraciones de ser considerados de clase media deben reunir ingresos de al menos 48 mil pesos al mes.

Para los jubilados la clase media parece quedar lejísimos. Los cálculos se realizaron al publicar la valorización de canastas básicas alimentaria y total correspondientes al mes de junio.

Los precios de las canastas consideradas sirven como una manera alternativa de medir la inflación en cada uno de los estratos sociales. En junio, las subas con relación al mes anterior fueron de 2,55% para la canasta básica y 2,70% para la canasta total. En los últimos 12 meses las variaciones totalizaron 56,7% y 55,5%, respectivamente.

La inflación para los jubilados suele ser más alta ya que hay un alto gasto porcentual en servicios médicos y medicamentos, que han aumentado por encima de la inflación general.

.

También te puede interesar...