El golpe de calor se puede evitar

Por Redacción Curar con Opinión (22/01/13:50)

El golpe de calor es una situación relativamente frecuente que puede ser de gravedad si no es valorada como corresponde y tratada precozmente. Según informa el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), su prevalencia es mayor en épocas de alta temperatura ambiente como el verano, en donde el aumento de la temperatura corporal más allá de los límites tolerados por cada organismo lleva a un sobrecalentamiento que desequilibra a la persona.

calor

El golpe de calor es una situación extrema y mucho más grave que la deshidratación. No es un problema solo de falta de líquido sino de aumento de la temperatura corporal que lleva a que todos nuestros órganos no puedan funcionar adecuadamente.

La temperatura corporal normal es de 36.5 °C aproximadamente y para poder mantenerla estable en un ambiente de mucho calor el organismo utiliza mecanismos como la vasodilatación, la transpiración y la sed forzando una hidratación, para intentar compensarlo. Cuando estos mecanismos no son suficientes, es que sobreviene el golpe de calor.

Cualquier persona puede padecerlo, sin embargo los mayores de 65 años, lo niños menores de 1 año, los discapacitados y sobre todo aquellas personas que están tomando remedios como los diuréticos o los antihipertensivos, son los más expuestos.

El ICBA recomienda las siguientes medidas para evitarlo:

  • No exponerse al sol en horarios de altas temperaturas.
  • No realizar actividad física exigente en horarios de altas temperaturas.
  • Comer liviano en base a frutas y verduras.
  • Evitar bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
  • Permanecer en lugares frescos y ventilados.
  • Utilizar ropa blanca y liviana.
.

También te puede interesar...