Piden que se confirme la cautelar que ordenó a la ciudad ampliar el presupuesto para el Garrahan

El asesor tutelar que representa el interés de los niños en la causa por el presupuesto del Hospital Garrahan, Gustavo Moreno, solicitó a la Cámara Apelaciones que confirme la medida cautelar que en diciembre del año pasado ordenó a la Ciudad de Buenos Aires ampliar en más de 341 millones de pesos la partida asignada para ese nosocomio en 2015, de modo que fuera equivalente a lo ya aportado por la Nación.

Además, pidió que la equiparación entre los fondos proporcionados por ambas jurisdicciones se cumpla también para el año en curso, dado que la Legislatura porteña aprobó un nuevo recorte de 348 millones de pesos sobre lo solicitado a la Ciudad por el Hospital.

La medida cautelar dictada por el juez Francisco Ferrer del Juzgado 20 del Fuero Contencioso Administrativo Tributario fue apelada por el gobierno porteño y por el representante del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, Damián Corti, hermano del defensor General de la Ciudad, Horacio Corti.

“Demostramos que en 2015 y 2016 el gobierno de la Ciudad invirtió menos presupuesto del que le correspondía para el Garrahan, y la reducción es irrazonable, discrecional y arbitraria porque ni el Ejecutivo porteño ni los legisladores pueden explicar por qué no se le da lo que pide el Garrahan”, dijo a Télam el titular de la Asesoría Tutelar N°1 ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Gustavo Moreno.

“Como la normativa indica que el sostenimiento debe ser cubierto en partes igual por la Ciudad y la Nación, el hospital manda a los dos estados el mismo presupuesto, pero en los últimos tres años el Ministerio de Hacienda porteño lo redujo y lo mandó así a la Legislatura, que lo aprobó”, agregó.
En su dictamen, Moreno asegura que los recortes presupuestarios “repercuten en el atraso de obras de infraestructura”.

“Puntualmente, el perjuicio en la reducción para el año 2016 radica en la imposibilidad de continuar (…) la ampliación del sector de internación de pacientes trasplantados de médula ósea (se ampliarán de 7 a 14 camas) y de pacientes inmunodeprimidos”, dijo.

“El retraso en obras de infraestructura implica que la ocupación del Hospital supere el 100 por ciento, cuando no debería superar el 85 por ciento, y esta demandada implica no aceptar todas las derivaciones solicitadas”, el 67 por ciento de las cuales tuvieron que ser rechazadas en 2014.

El funcionario judicial llamó la atención también sobre la creciente importancia de los recursos privados en el sostenimiento del hospital, que en diciembre pasado inauguró un Centro de Atención al Paciente Oncológico construido “en un 90 por ciento con fondos no presupuestarios”.

“Esto es absolutamente llamativo, que no se haga con recursos propios de los estados, porque no se puede depender de donaciones de privados a la Fundación Garrahan ni de los cobros al sistema de seguridad social, para terminar las obras suspendidas y para garantizar el derecho de salud”, dijo.

Ahora resta que se expida la Cámara de Apelaciones, que debería hacerlo “en breve” y en concordancia con el dictamen de la Asesoría, porque “sería una vergüenza que llegue a la Corte de la Ciudad” una causa de este tipo, afirmó el funcionario.

Además, Moreno cuestionó el rol del representante del Ministerio Público, con quien Télam se intentó comunicar sin resultado positivo.

“La fiscalía se expidió a favor del gobierno y el Ministerio Público Fiscal en vez de estar de lado del interés público se pone en un postura restrictiva y econocimicista”, dijo.

La denuncia sobre el recorte de presupuesto al Garrahan fue esgrimida desde septiembre pasado por trabajadores del hospital, quienes aseguran que la Legislatura recortó en su Presupuesto 2016 unos 348 millones de pesos para el nosocomio.

La entonces ministra de Salud porteña, Graciela Reybaud, respondió que “del total de los pacientes atendidos en el Hospital solo el 14 por ciento son residentes de la Ciudad, mientras que el Hospital Garrahan atiende algo más del 64 por ciento de la Provincia de Buenos Aires, quien no participa en la financiación del Hospital Garrahan”.

El decreto ley 815/89 de 1989 estipula que tanto el gobierno nacional como el de la Ciudad se comprometen a aportar partes iguales al presupuesto, es decir 50 y 50.

El Garrahan realiza el 60 por ciento del total de trasplantes pediátricos del país y más 10.000 cirugías complejas al año.

Fuente: Télam

.

También te puede interesar...