Sancionaron una ley para la atención de embarazos de alto riesgo

FUENTE: Parlamentario

La Legislatura porteña aprobó, este jueves, por unanimidad una ley que busca reducir la mortalidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires, a partir de un sistema de regionalización perinatal para la atención de las embarazadas, embarazadas de alto riesgo, niños nacidos, niños que sean considerados de alto riesgo y puérperas.

La norma indica que la regionalización perinatal se trata de “un sistema coordinado, dentro de un área geográfica, en el cual se busca alcanzar tanto la atención de calidad para todas las embarazadas y recién nacidos, como la utilización apropiada de la tecnología requerida y del personal perinatal altamente entrenado a un costo/efectividad razonable”.

La iniciativa fue presentada por el bloque SUMA+, que responde a Martín Lousteau, y fue defendida en el recinto por Hernán Rossi, el jefe de la bancada.

El diputado sostuvo que la ley “le va a permitir al sistema de salud de la Ciudad de Buenos Aires llegar a tiempo y con eficiencia para garantizar la salud y el bienestar” de las embarazadas y los recién niños nacidos.

“Le corresponde al Estado planificar los recursos eficazmente y con un criterio de igualdad”, señaló y dijo que la norma “será una herramienta concreta que tendrá a partir de ahora el Gobierno de la Ciudad”.

El legislador de ECO resaltó que este tema fue una de las “prioridades” planteadas en la campaña electoral por Lousteau.

Y completó que “la mortalidad infantil es incompatible con la gran cantidad de recursos con los que contamos” en la Ciudad.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Salud, Victoria Roldán Méndez (Pro), manifestó que la ley resultará “beneficiosa y muy útil”, y destacó el consenso alcanzado por el oficialismo y la oposición.

El sistema estará dirigido a los “partos con gesta probable menor a 32 semanas (o con evidencia ecográfica del peso del feto menor a 1.500 gramos) y de la atención neonatológica de los niños nacidos con peso menor a 1.500 gramos”.

Y se determinan como “establecimientos de referencia” a los hospitales Argerich, Durand, Fernández, Santojanni y el Materno Infantil Ramón Sardá. Serán las maternidades categorizadas como “Nivel III”, las que atenderán a los embarazos de alto riesgo y tendrán que asegurar la atención y los cuidados especializados.

Se contempla además que en la prestación de servicios se deberá priorizar la atención de adolescentes y mujeres en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

La Autoridad de Aplicación será el Ministerio de Salud porteño, a quien le corresponderá promover la creación o adaptación adecuada de áreas obstétricas y neonatales seguras que acrediten el cumplimiento de las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales en las Maternidades que integren la Red de Obstetricia y Neonatología.

Además, estará encargado de la capacitación del personal de salud, la coordinación de acciones con organismos competentes y el diseño de estrategias de comunicación social respecto de los cuidados de la salud necesarios “durante el embarazo, parto, puerperio y del recién nacido”.

.

También te puede interesar...