El gobierno gira 13 mil millones de pesos a las obras sociales y la CGT no pararía antes de las elecciones


Por Redacción Curar con Opinión

En la mañana del lunes 8 de abril se publicó el decreto 251/2019 mediante el cual el gobierno dictaminó la liberación de 13 mil millones de pesos a las Obras Sociales a través del Fondo de Asistencia de Emergencia. La suma incluye también el pago de intereses de parte de ese dinero adeudado colocado en Bonar. La letra del decreto, con la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y la ministra de Desarrollo Sociales Carolina Stanley, también incluye la conformación de la Agencia de Evaluación de Nuevas Tecnologías.

El origen de la deuda que el Estado mantiene con las entidades surge del mecanismo pautado en la ley 23.661, que creaba un Fondo Solidario de Redistribución cuya función sería asistir a las Obras Sociales frente a las dificultades financieras que pudieran generar prestaciones extraordinarias con altos costos y complejidad. De esa manera, una parte de las contribuciones patronales quedó bajo la administración del Estado que, durante más de una década, escatimó los giros correspondientes acumulando un pasivo de miles de millones de pesos.

Detrás del giro de fondo se encontraría un pacto, quizás implícito, mediante el cual la central de trabajadores descartaría la posibilidad de convocar a una medida de fuerza en el corto plazo. Dentro del movimiento obrero existe un sector más duro que está intentando promover la huelga.

Se trata de los sindicatos que integran el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FreSiMoNa), que convocaron a un plenario de regionales de la CGT y sindicatos adheridos para el 11 de abril, con el propósito ya no de reclamar un paro a la conducción sino de fijarle fecha a una medida propia de esa naturaleza. El agrupamiento incluye a los sindicatos que integran la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), como la Bancaria, la Federación Gráfica, docentes privados, pilotos, curtidores, el sindicato de la televisión, entre otros, así como a los Camioneros de Pablo Moyano y el SMATA de Ricardo Pignanelli. A ese espacio, sin integrarlo, tributan también las CTA de Hugo Yasky y de Pablo Micheli y ha sabido referenciarse también la fracción de la CTA autónoma que conducen Ricardo Peidró y Hugo “Cachorro” Godoy.

.

También te puede interesar...