Evacuaron el hospital Piñero por una nueva amenaza de bomba

FUENTE: La Nación

Alrededor de las 14.30 de ayer, una nueva amenaza de bomba en el hospital Piñero, en el bajo Flores, mantuvo en vilo a unas 180 personas internadas y a otros 80 pacientes ambulatorios que, en su mayoría, debieron evacuar el edificio por dos horas. Es la segunda amenaza de este tipo que recibe el hospital en sólo 10 días.

El presidente de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires (AMM), Jorge Gilardi, explicó que a pesar del llamado intimidatorio no se encontraron explosivos en el lugar. “No se sabe si son los mismos que amenazaron al hospital hace pocos días. Tampoco sabemos por qué hacen ese daño a un hospital público. Hay mucha violencia hacia el equipo de salud. Pero los hospitales son un reflejo de lo que pasa en la sociedad”, planteó, mientras explicó que junto a la AMM aún siguen insistiendo en la implementación de un protocolo de seguridad para que haya más policías y controles en los hospitales.

“Necesitamos modificaciones edilicias en las guardias para que no entre cualquier persona, sino realmente quienes necesitan atención. Sobre todo, en los hospitales Piñero, Vélez Sarsfield, Muñiz y Penna”, añadió.

En junio pasado, la AMM presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley para que los ataques en los hospitales constituyan delitos y que las agresiones contra los médicos impliquen un agravante dentro del delito de lesiones.

En cuanto a la amenaza de ayer, Gilardi explicó que ante esos casos una parte del equipo médico siempre tiene que quedarse dentro del edificio. “Primero se evacuó la zona donde se realizó la amenaza. Luego se chequeó la zona de los pacientes que están con asistencia respiratoria para ver si hay una amenaza ahí porque a ellos no se los puede mover. Pero los perros hicieron un rastrillaje y al final no encontraron nada en ningún lado. Fue una amenaza infundada. Estas cosas provocan temor y mucho daño a los pacientes”, agregó.

El lunes pasado, en el hospital Fernández, dos personas agredieron a un médico y a un enfermero y rompieron un vidrio cuando intentaban escapar de la policía. Al final, quedaron detenidos.

En 2010 y 2011, la AMM denunció 100 casos de violencia física cada año. Una línea 0800 entre la entidad y el Ministerio de Seguridad porteño, un paro y un protocolo disminuyeron a 60 las denuncias en 2012 y a 50 al año siguiente. La adaptación de esas medidas a cada hospital redujo a 40 las denuncias en 2014 y 2015.

.

También te puede interesar...