La realidad virtual, una nueva aliada en la lucha contra el mal de Parkinson y el ACV

Esta tecnología se utiliza en tratamientos de rehabilitación, ya que ayuda a mejorar la sensibilidad motriz. Sus beneficios

La rehabilitación virtual consta de tres elementos: un televisor, una consola Xbox y un sensor llamado Kinect. Dicho sensor emite una suerte de alfombra infrarroja en el piso que lee los movimientos corporales y los representa a través de un personaje animado en la pantalla.

Diferentes trabajos científicos sostienen que la estimulación lúdica acorta los tiempos de recuperación. Desafiarse, plantear desafíos a sus terapeutas y poder reír son algunos de los beneficios que contribuyen a la mejora de los síntomas.

“La creatividad e innovación son dos recursos que deben ser utilizados en pacientes con patologías neurológicas para lograr que las estrategias inherentes al tratamiento se realicen en forma integral”, explicó a Infobae Juan Pablo Félix, licenciado en kinesiología y fisiatría de Grupo Medihome.

Este dispositivo genera una realidad virtual que permite al paciente adaptarla a sus necesidades y poder llevar a cabo una variedad ilimitada de acciones y patrones sensoriomotrices. Gestos deportivos, de baile, musicales son algunas de las opciones que se pueden simular.

Al fomentar el desarrollo de estrategias de movimiento no solo estimula una nueva esquematización corporal, sino que activa nuevas interconexiones neuronales correspondientes con el concepto de neuroplasticidad. Diversos sistemas se ven beneficiados como el musculoesqueletico, cardiovascular y respiratorio.

“El paciente nunca debe ser sometido al mencionado tratamiento, sino que debe formar parte, involucrarse fisicopsíquicamente para aprovechar al máximo capacidades motrices y cognitivas”, dijo Félix, y agregó: “El mismo debe disfrutar, lo cual significa que tratar su patología debe implicar divertirse, relacionarse con pares, establecer nuevos vínculos emocionales con los demás y rencontrarse consigo mismo”.

De esta forma, un paciente con antecedentes de práctica deportiva puede convertirse gradualmente en un eximio futbolista, jugador de bowling, o voleibolista; uno con antecedentes musicales puede ser guitarrista o baterista, o simplemente cantar o bailar, todo en una misma sesión.

Una de las claves de este tratamiento es la capacidad de memoria muscular que se logra activar en los pacientes, que permite muchas veces reactivar cualidades de desarrollo psicoemocional correspondientes con el concepto de resiliencia.

La calidad visual y sonora es extraordinaria, y sumado a que los objetos o situaciones respetan condiciones de física terrestre, hacen que el concepto de realidad se aprecie al máximo. Luego de finalizar la sesión el dispositivo consta de sistemas de análisis de la información como videocaptura y fotografías que permiten la facilidad de crear bases de datos y posteriormente seguimientos de las sesiones.

“Esta tecnología genera una notable disminución de síntomas como rigidez muscular y temblores en pacientes con enfermedad de Parkinson, no solo durante la sesión, sino perdurables en el tiempo. A su vez, se han observado adaptaciones en el reconocimiento del esquema corporal en pacientes con accidentes cerebro vasculares; reconocimiento de patrones de movimiento, mejorías en el reconocimiento temporoespacial, disminución de la espasticidad, perfeccionamiento de prensiones y pinzas, todo esto evaluado constantemente mediante escalas e índices de valoración internacional”, finalizó Félix.

Fuente: Infobae

.

También te puede interesar...