Con el contagio fuera de control, todo se reduce a las camas de terapia intensiva

Ayer se registró un nuevo récord de contagios, con 6792 positivos, y de muertes, con 168 fallecimientos. En la última semana todas las provincias del país registraron nuevos contagios. En muchos lugares el índice de positividad supera el 50 por ciento, lo que indica que hay muchos casos que escapan al diagnóstico.

Por Dr. Daniel Cassola

De alguna manera la sociedad parece haber bajado la guardia. Los más de cuatro meses de cuarentena en el AMBA permitieron que, al momento, el sistema sanitario no colapse, pero por otro lado las medidas de aislamiento se hacen cada vez más difíciles de sostener. Quedan pocos argumentos para mantener comercios cerrados y actividades prohibidas. La apelación a la responsabilidad individual que hicieron los gobernantes de nación, la ciudad y la provincia no parece haber tenido grandes ecos. La población se reúne en parques y plazas, por lo que es presumible que también lo hagan en domicilios particulares. El contagio, de esta manera, se expande.

La expansión del coronavirus, en esta fase acelerada de contagios, ya alcanzó a todas las provincias del país. Se registraron nuevos positivos y varios brotes  en algunos distritos que parecían tener bajo control la pandemia después de meses sin positivos como San Luis, La Pampa, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. Esto concuerda con lo que explicó Alberto Fernández en el último anuncio de extensión de la cuarentena. Cuando el AMBA se abre, el contagio se exporta a todo el país, porque es aquí a donde vienen a buscar bienes e insumos de todos lados. Como todo pasa por Buenos Aires, cuando hay circulación el virus se propaga. Y hoy el virus está focalizado en Buenos Aires. En estos distritos que sufren nuevos contagios las autoridades volvieron a pedir a la población que respeten las medidas de prevención como el uso de barbijo, el distanciamiento social, la higiene y que eviten trasladarse circular por las calles si no es esencial.

En el Conurbano bonaerense, a su vez, la situación se torna particularmente crítica. Hay doce municipios en los que el índice de positividad supera el 50 por ciento. Esto quiere decir que más de la mitad de los tests que se hacen da positivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el índice no supere el 10 por ciento y considera crítico que supere el 20 por ciento. ¿Qué quiere decir esto? El contagio es tal que el testeo no da una noción real del nivel de infección, ya que hay muchísimos casos que no se detectan o no llegan al diagnóstico.

En cuanto al ritmo de crecimiento de casos, teniendo en cuenta lo incompleto de la detección, se puede decir que estamos apenas menos peor. A diferencia de la anterior, esta última semana se ralentizó la velocidad con la que venían creciendo las curvas. En la Ciudad aumentaron un 14 por ciento los contagiados confirmados, cuando siete días antes había sido un 18 por ciento. En el AMBA, en tanto, el ritmo de crecimiento bajó del 33,5 por ciento al 27 por ciento.

El último bastión contra la pandemia está en el sistema sanitario, más precisamente en las camas de terapia intensiva. Si el sistema aguanta hasta que aparezca una vacuna o tratamiento masivo, habremos llegado a la meta. De no ser así, habrá que pensar en nuevas medidas. No solo es un problema de Argentina. El mundo, en parte enfrenta segundas olas de contagios. En algunos lados el problema se minimiza y en otros se dictan toques de queda para que la gente no circule. Son las opciones que se manejan en un 2020 atravesado por el coronavirus.

.

También te puede interesar...