Concientizar para un embarazo saludable

Una importante población de mujeres embarazadas (alrededor de 120 por año) se acerca al Hospital Materno Provincial “Dr. Raúl Felipe Lucini” ubicado en barrio San Vicente de la ciudad de Córdoba con problemas de sobrepeso y de obesidad.

Una importante población de mujeres embarazadas (alrededor de 120 por año) se acerca al Hospital Materno Provincial “Dr. Raúl Felipe Lucini” ubicado en barrio San Vicente de la ciudad de Córdoba con problemas de sobrepeso y de obesidad.

El proyecto de extensión “Conectándonos con la salud” de la facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el hospital tiene el fin de disminuir riesgos perinatales asociados a esas características. Para eso, trazamos un abordaje multidisciplinario encaminado a problematizar el tema en el territorio a partir de la reflexión sobre la adopción de hábitos saludables de alimentación y ejercicio.

Conectándonos con la salud articula la mirada de profesionales con la de otros actores sociales para difundir recomendaciones que mejoren el estado nutricional y la actividad física propicias para el embarazo.

Partimos de un problema que identificamos desde el equipo de salud del hospital Materno Provincial y propusimos la intervención de actores locales: organizaciones sociales, radio, hospital, vecinos en general. Además, pensamos acciones para que la iniciativa perdure y se multiplique más allá de esta propuesta.

Apuntamos a la apropiación del espacio público de la plaza del barrio San Vicente para realizar actividades físicas al aire libre como caminatas e intervenciones en la feria. También, desayunos saludables y talleres dentro del hospital, entre otras actividades.

Las estrategias tendientes a incorporar a las mujeres, sus familias y la comunidad en la planificación, ejecución y evaluación de la atención médica del embarazo pueden ayudar a producir transformaciones que mejoren su calidad de vida y habiliten el empoderamiento del derecho humano a la salud. Pero asegurar este derecho no se limita a garantizar el acceso equitativo a los servicios de atención sino que implica trabajar sobre el conjunto de las condiciones de vida.

La epidemia mundial de obesidad afecta a mujeres en edad de reproducción y ha sido vinculada a resultados adversos en el embarazo y el parto.

La obesidad es una enfermedad de etiología multifactorial de curso crónico en el que intervienen aspectos genéticos, ambientales y de estilo de vida que conducen a un trastorno metabólico. En las mujeres gestantes, el sobrepeso y la obesidad se asocian a un mayor número de complicaciones durante el embarazo como: diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, infecciones maternas, enfermedad tromboembólica, asma y apnea del sueño. La macrosomía (feto grande para la edad de gestación) y el trauma fetal durante el parto son también más frecuentes en los hijos de madres con sobrepeso y obesidad que en los de madres de peso normal. Además, se asocia un aumento de riesgo de cesárea conforme al índice de masa corporal. El sobrepeso y la obesidad durante el embarazo se relacionan con mayor riesgo de parto prematuro (principal causa de mortalidad, morbilidad y discapacidad a largo plazo en el período infantil).

Las estadísticas nacionales indican que más del 40 por ciento de las mujeres que cursan un embarazo tienen sobrepeso u obesidad. La obesidad complica el 28 por ciento de los embarazos. El aumento de peso apropiado para reducir riesgos en embarazadas con sobrepeso es de siete a doce kilogramos; mientras que en mujeres con obesidad, es de menos de siete kilos.

El embarazo es un momento de intercambio propicio para la promoción de la alimentación saludable y la actividad física dado el contacto sostenido de las embarazadas con el servicio de salud.

Desde el servicio de Nutrición del hospital se hace un seguimiento personalizado con controles mensuales que incluye dieta e intercambio de recetas saludables. Para socializar la información se envían mensajes de texto, se reparten folletos y se exhiben afiches. Estas estrategias, se suman a los encuentros presenciales en el salón de usos múltiples de la Maternidad dirigidos a la población total de mujeres embarazadas con sobrepeso y obesidad del hospital, familiares y las organizaciones con las que trabajamos.

En suma, se trata de una red de contención que brinda sentido de pertenencia, apoyo y sostén entre los participantes y potencia el trabajo personal e individual. Los talleres presenciales generan un espacio de confianza para poder decir y nutrirse de las experiencias del otro. También, recurrimos a ejercicios corporales de sensibilización y percepción.

El trabajo con actores locales fortalece el empoderamiento grupal y personal de los derechos a la salud y el entramado de redes factibles de sostenerse a largo plazo. La triple articulación: universidad-hospital- organizaciones sociales logró un intercambio fértil de saberes, significados y experiencias.

El equipo interdisciplinario de trabajo está integrado por docentes e investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas UNC, profesionales del equipo de salud del hospital Materno Provincial, nutricionista, médicos, bioquímicos y profesionales de las ciencias sociales.

Conectándonos con la salud propone abordar al sobrepeso/obesidad de la mujer gestante en el marco de la problematización de la medicalización del embarazo y problematización del género, los derechos humanos y la salud comunitaria.

Están incluidas las embarazadas que se encuentren en el primer trimestre de gestación (hasta la semana trece) con sobrepeso u obesidad que acuden al hospital Materno Provincial para realizarse el primer control del embarazo. La propuesta prevé mecanismos de seguimiento y evaluación para contar con indicadores objetivos.

Las pacientes que asisten a ese centro son, en su mayoría, de los barrios San Vicente, Renacimiento, Acosta, Colonia Lola, Altamira, José Ignacio Díaz, Maldonado entre otros.

El proyecto
El proyecto de extensión Conectándonos con la salud de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Hospital Materno Provincial “Dr. Raúl Felipe Lucini”, ubicado en barrio San Vicente de la ciudad de Córdoba, tiene el fin de disminuir riesgos perinatales asociados al sobrepeso y la obesidad en el embarazo.

Participan 16 integrantes de diferentes disciplinas.

Fuente: La Voz del Interior

.

También te puede interesar...