El frío se cobró su primera víctima del año en el centro porteño


Por Dr. Daniel Cassola

Sergio Zacarías falleció como consecuencia de una hipotermia. Su cuerpo sin vida fue encontrado hoy a la mañana a dos cuadras de la Legislatura porteña, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires.

La cantidad de gente que habita en las calles porteñas varía según la fuente. Para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no son más de 1200. Según las distintas organizaciones sociales que asisten a personas en situación de calle en 2017 ya eran 5800 personas y hoy el número rondaría los 8000, incluyendo a los cerca de 2000 que duermen en los refugios estatales.

Estar en la calle en estas semanas es realmente un riesgo. No solo se puede morir de hipotermia, lo que serían los casos más extremos, sino que también quienes están en situación de calle se exponen a una serie de infecciones respiratorias que pueden ser realmente severas.

Más allá del debate sobre los números es difícil encontrar un barrio en el que no se vean, en algunas cuadras, colchones contra las fachadas que tienen techo o algún tipo de protección de la lluvia. En el centro de la ciudad por las noches son muchos los que duermen en los palieres de los grandes edificios que de noche se vacían de trabajadores y movimiento.

Afortunadamente hay gente que trabaja para proveer de mantas, alimentos y bebidas calientes a quienes duermen en las calles. Hay también refugios de ONGs y del propio Estado, pero no parecen ser suficientes.

Hoy, se tome la medición que se tome, la población en situación de calle está en aumento. No se percibe que haya una solución para atender un tema básico. Ojalá sea solo un error de percepción.

.

También te puede interesar...