El Hospital Garrahan sostuvo la donación de sangre voluntaria y habitual pese a la pandemia


Por Redacción Curar con Opinión

 “Todo puede cambiar, pero no cambia la necesidad de sangre. Las donaciones de sangre no cayeron en especial en el Hospital porque ya veníamos construyendo un modelo que nos permitió seguir sosteniendo la donación por el vínculo que tenemos con nuestros donantes y los organizadores de colecta”, indicó Silvina Kuperman, responsable del Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan, durante una campaña externa organizada en el Club Atlético Estudiantes de Caseros, provincia de Buenos Aires.

La médica informó que, en el contexto del coronavirus, en el Garrahan no hubo que posponer ni suspender ningún tratamiento o cirugía de pacientes “gracias a que los donantes concurren al banco y organizan campañas y que el Hospital garantiza todos los cuidados para que el donante esté seguro en este contexto”, destacó. El Club Atlético Estudiantes de Caseros es una de las 200 instituciones que trabajan junto al Hospital en la realización de campañas, y hoy participaron 35 donantes.

Desde 2010, el Hospital Garrahan cuenta con un programa de donación voluntaria de sangre con el que garantiza este elemento en forma oportuna y segura para todos sus pacientes. En los últimos 9 años, y a partir de la implementación de este modelo, el Banco de Sangre logró bajar hasta 10 veces la prevalencia de enfermedades transmisibles por transfusión como son el VIH sida, la sífilis, y el chagas, entre otras.

“Hoy queremos celebrar y homenajear a los 19.000 donantes de sangre y plaquetas que se acercan anualmente y a los más de 200 organizadores de campañas de donación que nos permiten contar con sangre suficiente, oportuna y segura”, dijo Kuperman y destacó que “el donante voluntario es el donante realmente seguro porque tiene plena conciencia de la importancia del acto que realiza”.

¿QUIÉNES PUEDEN DONAR?
Requisitos generales:
-Tener entre 18 y 65 años.
-Pesar más de 50 kilos.
-Estar en buen estado de salud.
-No padecer enfermedades que sean transmisibles por sangre.
-No haber tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año.
-No consumir drogas endovenosas.
-No haberse realizado tatuajes o perforaciones en el último año. En el caso de las cirugías, depende el tipo de intervención.
-Entre donación y donación deben transcurrir 4 meses en hombres y 6 meses en mujeres.

.

También te puede interesar...