El impacto de la devaluación en la salud

Por Dr. Daniel Cassola

Los precios de los insumos médicos (descartables, medicamentos, placas y contrastes) aumentaron cerca de un 30 por ciento entre los meses de marzo y julio de este año. Así lo evidenció un informe difundido por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina  (Adecra + Cedim), entidad que nuclea a prestadores médicos de obras sociales y prepagas.

De acuerdo con el documento, existen dos motivos principales para que se den estas subas: “Por un lado, el fuerte aumento del precio del dólar y, por el otro, las características oligopólicas del mercado de insumos, situación que hace posible un acuerdo tácito entre varios jugadores sobre el aumento de precio de cualquiera de estos insumos y genere un fuerte impacto en el costo de los prestadores”.

¿Qué pasara después de la corrida y devaluación que estamos atravesando? No hay que tener un doctorado en Economía para sostener que los precios se van a disparar. Primero tiene que terminar la crisis, claro, porque hoy los insumos en dólares no tienen precio en pesos.

Desde Adecra, recordemos que con anterioridad a la devaluación de ayer y hoy,  informaron que “los insumos médicos representan más del 13 por ciento de la estructura de costos operativos de las instituciones”. “Estos aumentos de costos los tienen que afrontar, en su totalidad, los prestadores, socavando los resultados operativos de las empresas”, mostró el informe.

A su vez, el informe detalló que los proveedores para algunos insumos descartables, como guantes, no presentan precio fijo, sino órdenes de compra abiertas. Otros insumos presentan listas de precios en dólares.

Al observar las variaciones de precios de los descartables entre marzo y julio, se evidencian incrementos importantes con aumentos en torno al 37 por ciento, en promedio. Dentro de los descartables, se destacan las agujas y jeringas, con incrementos de entre el 45 y el 38 por ciento respectivamente.

Otro de los datos del informe es el costo de los medicamentos,  los cuales mostraron aumento promedio del 16 por ciento en el período marzo-julio. Algunos ejemplos de aumentos de insumos que se evidenciaron fueron 29 por ciento en soluciones fisiológicas, y 20 por ciento en Decadrón, entre otros. Las placas, por su parte, registraron aumentos en torno al 28 y los contrastes al 26 por ciento.

“Como se puede observar, los incrementos en los precios de los insumos acompañan el aumento del valor de dólar, lo cual se debe a que, en su gran mayoría, son importados”, indica el análisis. “Adicionalmente, en el período de análisis, se evidencia un considerable aumento del precio del petróleo de más del 15 por ciento, que repercute directamente en la industria del plástico, y ésta, indirectamente, sobre el precio de los descartables”, continúa.

Cuando pase el temblor cambiario hay que replantear lo que se está haciendo en materia de política económica con respecto al sector salud. Las paritarias, las últimas y una de las únicas, que cerraron en 30 por ciento de aumento de salarios más la devaluación hacen imposible la salud financiera de las clínicas que trabajan con la seguridad social y que no pueden trasladar los aumentos a precios. No se puede seguir jugando con la salud de millones de trabajadores argentinos.

.

También te puede interesar...