El papel de los municipios en la salud barrial

Reunidos por la OPS, los ministros de Salud de las Américas acordaron propiciar la idea de que hay que trabajar no solo en políticas de salud sino también en acciones intersectoriales, para que la salud esté incluida en todas las políticas. Esto implica el abordaje de las condiciones generales socioeconómicas, culturales y ambientales.

Los municipios, por su proximidad a la población, son ámbitos privilegiados para trabajar desde este enfoque. Los intendentes y los secretarios de Salud del nivel local tienen que asumir un papel protagónico. En este sentido, hay competencias básicas que se tienen que fortalecer a nivel municipal vinculadas a la salud. En primer lugar, posicionar la promoción de salud en un lugar destacado dentro de la agenda de desarrollo local. Esto implica promover estilos de vida y alimentación saludables, espacios para el desarrollo de actividad física y modos de participación que dejan de entender a las personas como pacientes y los trate como actores protagónicos en el rescate de su calidad de vida.

En segundo lugar, es necesario establecer pactos que promuevan un cambio viable y sostenible hacia las condiciones de vida saludable. Si no involucramos a todos los actores del barrio -clubes, escuelas, etc.- en la construcción de metas sobre la salud de la comunidad, no podremos resolver problemas como el dengue, los accidentes de tránsito, la obesidad, las adicciones, entre otros. El espacio municipal tiene virtudes organizacionales para la construcción de estas alianzas participativas.

En tercer lugar, construir la gestión territorial organizando los servicios de salud municipales -salita, Centro de Atención Primaria- desde un enfoque de salud familiar y comunitaria donde sean el centro del modelo de atención, desplegando responsabilidad sobre la población a su cargo, impulsando protecciones sanitarias por líneas de cuidados, promoviendo la atención programada, cuidados progresivos y funcionamiento en red. La gestión territorial de salud plantea la necesidad de privilegiar las estrategias horizontales.

El espacio local brinda oportunidades para construir planes de salud municipales, implicando un proceso de trabajo, negociación y construcción de todos los actores para desarrollar valores compartidos para la salud de la comunidad.

Sebastián Tobar es investigador (CRIS/FIOCRUZ). Miembro del Grupo PAIS

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...