El presidente anunció un plan para “recuperar paulatinamente todas las actividades”

Los cambios se implementarán a partir de mañana. Se da en un contexto de mejor sostenida de los índices sanitarios durante diez semanas. “Todo gracias a la vacunación”, declaró Alberto Fernández. El proyecto consiste de tres etapas. En la última se volverá a la normalidad.

Por Dr. Daniel Cassola

Desde fines de mayo, cuando los casos alcanzaron un pico promedio de alrededor de 33 mil casos diarios que se registra un descenso siempre tenue pero sostenido. Hoy los casos diarios son un tercio de los que eran en el peor momento ya que están en el orden de los 11 mil por día en promedio (siempre considerando una semana entera). Mientras tanto la vacunación avanza. El gobierno aspira a que en agosto se completen los ciclos de los adultos mayores vacunados con una sola dosis mientras se inició la inoculación de los menores de edad con factores de riesgo.

En este marco es que el presidente Alberto Fernández anunció hoy por la mañana un “plan de aperturas responsables” que se pondrá en marcha a partir de mañana. En principio, habrá una ampliación paulatina de la cantidad de personas que puedan reunirse y se avanzará en materia de presencialidad escolar. Luego volverán progresivamente los espectáculos deportivos y artísticos al aire libre, se dará luz verde al turismo grupal (para personas con la vacunación completa) y abrirán actividades para distintos sectores de la producción. 

En el anuncio el presidente aclaró que la puesta en marcha del plan de recuperación de actividades será de manera “responsable y cuidadosa” y “siempre con el objetivo que no se sature el sistema de salud”. “Cuando se den las condiciones, habilitaremos el turismo extranjero para personas que tengan el esquema completo de vacunación empezando con países de la región”, adelantó el mandatario. “Vamos a ir recuperando paulatinamente todas las actividades”, confirmó Fernández.

En cuanto a la situación sanitaria, Fernández consideró que en las últimas 10 semanas, de manera consecutiva, “bajó la cantidad de casos” y desde hace dos meses hubo un descenso en los “fallecimientos y las internaciones en terapia intensiva”.  Además recalcó que desde “hace tres semanas que no hay ningún aglomerado urbano en Alarma epidemiológica y sanitaria” y resaltó que hasta ahora “se está logrando retrasar el ingreso de la variante Delta a la Argentina que ya está en 135 países”.

Más tarde, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, brindaron detalles del nuevo plan. “En esta nueva etapa de gestión de la pandemia, con el avance de la cobertura de la vacunación, el parámetro de aumento de casos y la incidencia pierden relevancia, ya que como vemos en Europa aumentan los casos pero no impactan en las internaciones y las muertes”, explicó Vizzotti.

Según lo que presentaron los funcionarios, la primera etapa se llamará “Protección en progreso”, y en ella habrá algunas aperturas menores. Se trata del momento en el que el gobierno espera avanzar fuertemente con las vacunas. Se espera que Argentina reciba en agosto 12 millones y medio de vacunas. En la segunda etapa, llamada “Aumentar los aforos”, se tendrá como objetivo aumentar los aforos establecidos en los lugares cerrados y permitir los encuentros de personas al aire libre sin límites. Se habilitarán los eventos masivos al aire libre, primero con un aforo del 30 por ciento y luego del 70. En esta etapa también se habilitarán los viajes grupales para jubilados con esquema de vacunación completa y se avanzará con la apertura progresiva de fronteras para poder recibir extranjeros vacunados, primero de países limítrofes, y siempre evaluando la situación epidemiológica de cada país.

La tercera y última etapa, llamada “Recuperación total de actividades”, y  se avanzará hacia la eliminación del aforo, las reuniones sociales serán sin límite y se reactivará completamente el turismo. Se retomarán los viajes de egresados, ya que se espera que en septiembre todos los adolescentes puedan estar vacunados. La apertura de fronteras será total y el barbijo o tapabocas, que se convirtió en un símbolo de la pandemia, ya no será de uso obligatorio.

.

También te puede interesar...