Es “necesario” pero no “obligatorio” que los mayores de 70 años llamen al 147 antes de salir


Hoy se publicó en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires la resolución que había levantado polémica la semana pasada y buscaba impedir que los mayores de 70 circulen por la calle sin un permiso especial. No se contemplan penas ni multas.

Por Dr. Daniel Cassola

La cuarentena, en esta etapa de administración, se trata de buscar equilibrios. Primero entre la economía y la salud. Cómo cuidarnos sin destruir por completo el empleo y la producción. Por otro lado, hay que encontrar el balance entre la prevención y las libertades, entre las restricciones y la discriminación.

La semana pasada suscitó polémica una iniciativa del gobierno porteño para impedir que los adultos mayores de 70 años salgan de sus domicilios sin un permiso otorgado por las autoridades a través de la línea telefónica 147. Incluso se previó un esquema de multas que, afortunadamente, quedó archivado.

La disposición del gobierno parte de datos ciertos. Los más afectados por la pandemia de coronavirus son los adultos mayores. El promedio de edad de las víctimas en Argentina es de 71 años. También es más probable que, al margen de la edad, los mayores de 70 tengan algunas de las complicaciones o comorbilidades que se describen en los grupos de riesgo.

Es ideal que este grupo cumpla con el aislamiento social, pero parecería que la medida quería ir demasiado lejos. Según encuestas publicadas en los últimos días la cuarentena está siendo acatada por la amplia mayoría de la población. Las restricciones se cumplen, los argentinos han cambiado, al menos momentáneamente, sus hábitos.

Finalmente las restricciones para los mayores de 70 pasarán de “obligatorias” a “necesarias”. Por lo dispuesto hoy los mayores de 70 deben llamar al 147 y se los asesorará para intentar disuadirlos de circular por la calle. Los profesionales de la salud que no estén afectados a tareas esenciales deben abocarse a esta consejería para los adultos mayores. También se intentará cubrir las necesidades de quienes no tienen quienes los asistan.

 “La actuación del personal convocado consistirá en concientizar acerca de los riesgos de contagio (de coronavirus), escuchar a la personas, identificar las necesidades que se planteen y brindar la orientación y/o posterior derivación y resolución de las mismas”, explica el Boletín Oficial.

Ante las especulaciones sobre los mayores de 70 que integran los gobiernos nacional o porteño, como por ejemplo el ministro de Salud Ginés González García, hay que aclarar que quedan exceptuados los funcionarios, al igual que los periodistas, los integrantes de las fuerzas de seguridad, y los demás rubros contemplados por las normativas que vienen siendo publicadas durante la cuarentena. También están automáticamente excluidos de las restricciones quienes se tengan que ir a vacunar o cobrar la jubilación.

 “Cada uno que logremos ayudar a que no salga es un logro, es un adulto mayor menos que va a tener riesgo de contagiarse en la calle”, sostuvo hoy el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Finalmente, un poco a los golpes, el balance llegó. No va a haber razzias de adultos mayores por las calles porteñas, ni jubilados multados por caminar por la calle.

Así como fue un desastre el primer cobro de jubilaciones, así como hay actividades que se van liberando de a poco, se va entendiendo cómo llegar al balance que nos permita seguir con nuestras vidas durante la cuarentena. No es fácil, se trata de una situación nueva en la que todos estamos aprendiendo.

.

También te puede interesar...