La ferocidad de la segunda ola apura la vacunación en el Hemisferio Norte

LLos operativos masivos de vacunación, que ya comenzaron en Gran Bretaña y Rusia, conviven con los peores números de contagios y muertos de la pandemia. Estados Unidos acelera las aprobaciones de las vacunas para comenzar a aplicarlas esta semana.

Por Dr. Daniel Cassola

Con la vacunación la pandemia entró en una nueva fase, como todo desde que empezó esta historia, de final desconocido. En las potencias del Hemisferio Norte se viven horas críticas porque ante la inminente llegada del invierno los contagios crecen y las muertes también. El humor social, en ninguna parte del planeta, acompaña con beneplácito las medidas de aislamiento y cuarentena. De todas maneras los gobiernos se ven obligados a cerrar actividades y fronteras, sobre todo con las fiestas, y su potencial contagioso, a la vuelta de la esquina.

Varios analistas y especialistas en salud prevén que para mediados de 2021 buena parte de la población mundial estará ya vacunada. Claro que primero hay que llegar a ese momento. La producción de las vacunas, si bien estuvo planificada con antelación, no está siendo tan rápida como se esperaba. Aquí en Argentina se espera la llegada de la primera partida de 600 mil vacunas Sputnik V para los últimos días del año. Con ella se inmunizará a quienes participen del operativo de vacunación y se comenzará con los grupos de riesgos. El material necesario para llegar a diez millones de personas antes de marzo se espera en los meses de enero y febrero.

Empezar con la vacunación después, para mirar el lado positivo, conlleva la ventaja de observar los problemas que se pueden ir generando en otros lados. Inglaterra, el primer país en el mundo en aprobar una vacuna contra el Covid-19, planea vacunar a 4 millones de personas antes de que termine el año, y a otros 16 millones en las semanas subsiguientes. El país fue uno de los más castigados por el coronavirus con cerca de dos millones de contagios y más de 63 mil muertos. Lo que más llamó la atención de la prensa mundial en los primeros días del operativo fueron los dos casos de anafilaxia que se dieron en pacientes propensos a sufrir alergias. Luego se pudo conocer que ambos concurrieron al vacunatorio con dosis de adrenalina porque habían experimentado lo mismo con otras vacunas. O sea, la vacuna, que en este caso es la de Pfizer y BioNTech, puede producir cuadros de alergia como otras vacunas.

Hace ya más de una semana comenzó también la vacunación en Rusia, a la que Argentina deberá prestarle particular atención porque son las primeras dosis que llegarán aquí. Allí comenzaron también por los militares. Prevén tener vacunados a cien mil efectivos antes de fin de año. Mientras tanto el virus continúa haciendo estragos con un promedio de 28 mil contagios por día y 600 muertes en las últimas jornadas. La semana hubo noticias que indicaban una supuesta prohibición de beber alcohol durante 42 días, o sea hasta que se complete el proceso de inmunización, lo que fue desmentido por el Centro Gamaleya, la institución que desarrolló la Sputnik V.

A su vez, en Estados Unidos la vacunación comienza entre hoy y mañana, con cerca de 3 millones de la vacuna de Pfizer, la misma que se aplica en Gran Bretaña. Allí ya se cuentan 16 millones de casos y más de 295 mil fallecimientos. Los primeros en recibirla serán el personal sanitario y los adultos mayores residentes en geriátricos, que constituyen los grupos de máxima prioridad. No se sabe cuánto tardará la vacunación en hacer efecto sobre las estadísticas que se registran de la pandemia, verdaderamente catastróficas. En la actualidad se reportan alrededor de 200 mil casos y 3 mil muertes por día.

Desde Argentina la esperanza es que la vacunación le gane a la segunda ola. Para ello es importante no descuidarse hasta poder hacerse de la inmunización. Ya no parece haber más lugar, después de tantos meses de cuarentena, para más medidas restrictivas.

.

También te puede interesar...