La tercera edad puede ser la etapa más larga de la vida

acido-folico-adultos-mayores

Por Dr. Daniel Cassola

El avance de la tecnología y el mayor conocimiento que la ciencia tiene sobre nuestro organismo han generado un nuevo actor social. Nos referimos a los adultos mayores. Siempre hubo ancianos en la historia, pero nunca en cantidad como en el punto actual. Y, probablemente, nunca tan longevos como ahora.

Tal es así que la tercera edad se ha convertido en la etapa más larga de la vida. Uno puede ser un bebé durante dos años, un niño por aproximadamente una década, luego un adolescente por no más de 7 u 8 años. Se puede decir que uno es un adulto joven entre los 20 y los 40, y un adulto entre los 40 y los 60.

Pero a partir de allí uno es un adulto mayor. Y tranquilamente puede aspirar a vivir unos 100 años, por lo que uno va a ser un adulto mayor durante nada menos que 40 años.

Esta nueva forma de vivir genera desafíos y nuevos grupos sociales. Un nuevo grupos social está compuesto por los actores de los que les queremos hablar hoy. Se trata de los abuelos que siguen siendo hijos.

Son adultos mayores que tiene un doble rol sobre sus espaldas. Hasta hace algunas décadas los abuelos ocupaban un rol central en las familias, generalmente eran el punto en torno al cual se producían las reuniones, los encuentros. También podía ser la voz del consejo, y quien pueda ayudar en un momento difícil.

Hoy ese rol se ha vuelto más complejo. Debe haber muchos abuelos que no solo tienen que dar una mano con la crianza de sus hijos sino que también deben ayudar a sus longevos padres. Con 65 años hoy alguien perfectamente puede ser abuelo y tener que velar por la seguridad de sus padre que pueden estar rondando los 90 años.

El cuadro se puede tornar más complicado si los padres, o sea quienes hayan superado los 80 años, se encuentran en un frágil estado de salud. Un adulto mayor en esas condiciones puede ser tan o más demandante que un bebé.

No tenemos soluciones mágicas, pero sí nos parece importante que este tipo de situaciones se empiecen a discutir en nuestra sociedad. Un primer paso podría ser la formación de grupos de personas que están con las mismas problemáticas.

Porque lo que todavía no mencionamos es que estos nuevos hijos de adultos mayores que a la vez son abuelos, probablemente cuenten con recursos escasos.

Como tantos otros aspectos de la tercera edad, es un tema que debemos empezar a considerar.

.

También te puede interesar...