Lo dulce mata: una impactante campaña contra la diabetes

Fue realizada por un diseñador gráfico tailandés y premiada en Cannes. Se viralizó a través de las redes sociales.

El impacto lo tiene asegurado, pero si además logra un cambio de hábitos, el objetivo de una provocativa campaña para la prevención de la diabetes estará cumplido. Se trata de unas imágenes que muestran cuerpos de cuyas heridas brotan, en lugar de sangre, crema, chocolate y salsas dulces.

Sweet kills (Lo dulce mata, en español) es una serie de tres afiches realizados por un joven diseñador gráfico tailandés para la Asociación de Diabetes de Tailandia. Nattakong Jaengsem, especializado en el arte del retoque, creó un pie con llagas de frutos rojos, un codo relleno de trozos de chocolate y galletitas dulces, y una rodilla “herida” de crema y salsa, para tratar de sensibilizar a la población sobre el consumo abusivo de productos con alto contenido de azúcares y grasas.

La campaña de la agencia Ogilvy & Mather, de Bangkok, el año pasado se llevó un bronce en el Festival Internacional de Publicidad de Cannes (Francia) en la categoría outdoor. El mensaje se viralizó a través de las redes sociales para concientizar sobre un problema que no reconoce fronteras. Es que las imágenes causan impacto y alertan sobre una de las principales preocupaciones en materia de salud a nivel mundial: la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica, progresiva que se caracteriza por niveles elevados de glucosa en la sangre. La gran mayoría de quienes la padecen se ven afectados por el tipo 2, que se vincula a sobrepeso o la obesidad y el sedentarismo. A largo plazo provoca un fuerte impacto en la calidad de vida, ya que es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, amputación de miembros inferiores, entre otras consecuencias. Esas complicaciones, al igual que las muertes prematuras, pueden prevenirse, con un buen manejo de la enfermedad.

“Debemos asegurarnos de que las personas con diabetes tengan acceso a la atención, medicamentos y cuidados que necesitan, así como a la educación para el autocuidado y a intervenciones que faciliten un estilo de vida saludable”, afirmó al respecto Alberto Barceló, asesor regional en diabetes de la Organización Panamericana de la Salud. En la región, no obstante, 4 de cada 10 diabéticos no saben que lo son y entre el entre el 50 y el 70% no alcanzan un control adecuado de la glucemia.

Una de cada 12 personas que habitan el continente americano viven con diabetes. Son 62 millones, según el primer informe mundial sobre la diabetes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentado a principios de mes. La cifra se triplicó en los últimos 35 años y la enfermedad ya es la cuarta causa de muerte en la región detrás del infarto, el accidente cerebrovascular y las demencias. Prevén que si no se toman medidas, la escalada seguirá: se estima que 110 millones tendrán diabetes en la región en 2040.

Según la OMS, la receta para frenar el avance de la epidemia requiere de políticas fiscales, legislación, cambios en el medio ambiente y la concientización de la población para modificar factores de riesgo. “Esto incluye políticas que aumenten los impuestos sobre las bebidas azucaradas y el etiquetado frontal de los alimentos que alerte a los consumidores sobre los productos procesados con alto contenido en grasas, azúcar y sal para desalentar su consumo”.

Campañas como Sweet kills pueden ser efectivas para crear conciencia sobre la necesidad de implementar hábitos saludables, que implican consumir más frutas y verduras en lugar de productos ultraprocesados (ricos en grasas, azúcares y sodio), y dedicarle más tiempo a la actividad física.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...