Recomendaciones para prevenir la “muerte súbita” en los bebés

Fuente: Democracia (Junín)

Colocar al bebé boca para arriba, evitar las almohadas y retirar los peluches o juguetes de la cuna al momento del sueño son algunas de las recomendaciones que muestra la campaña de prevención para evitar la muerte súbita en los lactantes.

La iniciativa del Ministerio de Salud bonaerense presenta 14 pasos para prevenir la muerte súbita.

1- Colocar al bebé siempre boca arriba para dormir

2- Compartir la habitación pero no la cama, porque tiene más riesgo de que sea aplastado durante el sueño.

3- Preferir un colchón firme, que encaje bien en el marco de la cuna (sin espacio entre colchón y barrotes o soportes laterales); la cabeza del bebé puede quedar encajada allí.

4- No usar frazadas ni colchas gruesas; si la cabeza del bebé queda tapada por ellas se puede asfixiar. Al ser muy pequeño puede no capacidad para retirarla.

5- No usar chichonera; no es necesaria si entre los barrotes de la cuna la distancia es menor de 6,5 cm, porque no permite que los padres vean al bebé desde su cama.

6- No les ponga almohada porque el bebé puede tapase la cara con ella y sofocarse.

7- No coloque peluches ni juguetes de ningún tipo en la cuna: son peligrosos y además la cuna es un lugar para dormir, no para jugar.

8- Tápelo con una colcha liviana y pase los brazos del bebé por arriba de la colcha.

9- Mantenga una temperatura moderada en la habitación: el sobreabrigo y la calefacción excesiva aumentan el riesgo de muerte súbita.

10- No al tabaco prenatal y postnatal: si la madre fumó durante el embarazo, su bebé tiene más riesgo de sufrir una infección respiratoria grave.

11- Si el bebé se convierte en un fumador pasivo, pierde su defensa de barrera en el aparato respiratorio ante virus y bacterias.

12- Uso del chupete: existe evidencia de que sería protector porque favorece un sueño más superficial y dificulta el pasaje a boca abajo del bebé. Se recomienda colocarlo recién a partir del mes de vida, con lactancia establecida.

13- Lactancia materna: un bebé que toma teta tiene mayor alerta, está más protegido ante las infecciones y tiene un mejor sistema inmune.

14- Mantener vacunas al día: está demostrado que el tener todas las vacunas colocadas y sin demora disminuye el riesgo de muerte súbita.

.

También te puede interesar...