Vacunas chinas y combinaciones entre marcas para evitar una tercera ola


La carrera entre la tercera ola y la campaña de vacunación comenzó. Entre la actual y la próxima semana partirían diez vuelos a China para traer vacunas Sinopharm. En sintonía con lo que sucede en otras partes del mundo, la Ciudad de Buenos Aires realizará una prueba con voluntarios que se aplicarán dosis de distintas marcas.

Por Dr. Daniel Cassola

Según informan los datos oficiales los casos diarios de coronavirus en Argentina crecieron en la última semana un 18 por ciento. Sin embargo, los otros dos datos claves de la pandemia continúan a la baja. Tanto el registro de fallecidos como la ocupación de camas de terapia intensiva marcan una pequeña disminución.

Por caso, en la Ciudad de Buenos Aires el promedio de casos reportados (de los últimos siete días) pasó de 1360 el 22 de junio a 1462 este martes, es decir que tuvo un crecimiento del 7,5 por ciento, mientras en la provincia de Buenos Aires el ascenso fue mayor, al pasar de 6904 reportes diarios promedio el 22 de junio a 7566 el 29, lo que representa una suba del 9,5 por ciento.

Ante este panorama, hay dos noticias que demuestran el impulso que se quiere dar a la campaña de vacunación. En primer lugar, el Gobierno nacional prepara una operación logística que incluirá diez vuelos de Aerolíneas Argentinas hacia China para traer en julio 8 millones de vacunas Sinopharm, según informaron fuentes oficiales. El primer vuelo podría salir este viernes alrededor del mediodía y, a partir de mitad de la próxima semana, despegarían otros nueve a razón de uno por día, añadieron las fuentes, según consigna la agencia Télam.

Así, el primer vuelo estaría despegando desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza este viernes, alrededor de las 13:00, para arribar a Beijing, aproximadamente a la medianoche de China, luego de una escala técnica de reabastecimiento en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Cada vuelo transportará alrededor de 800 mil dosis de vacunas, teniendo en cuenta que son 8 millones de dosis divididos en 10 vuelos y todos los vuelos mantendrían el mismo recorrido y, en principio, los mismos horarios.

La segunda estrategia que se comenzará a testear es la aplicación de dosis de distintas marcas. En este sentido, el Gobierno de la Ciudad lanzará en los próximos días un estudio científico para evaluar si es posible combinar las vacunas rusas de Sputnik V con dosis de AstraZeneca y Sinopharm. El objetivo del análisis es verificar la seguridad e inmunización que resulte de combinar la primera dosis de la vacuna Sputnik V con el suero desarrollado por AstraZeneca y Oxford y las dosis del laboratorio estatal chino Sinopharm. Se realizará sobre un grupo de entre 200 y 400 personas de diferentes edades, voluntarios.

Esta clase de análisis ya se realiza en otras partes del mundo. De hecho el propio Instituto Gamaleya lleva adelante un estudio para verificar si es posible combinar la Sputnik V con AstraZeneca, que al día de la fecha se desconocen sus resultados. Tantos estas evaluaciones como la celeridad con la que se planea traer las vacunas chinas está relacionada con la posible circulación comunitaria de la variante Delta de coronavirus, la más peligrosa de los actuales linajes que circulan en el país y el mundo.

.

También te puede interesar...