8 alimentos que ayudan a evitar la mala circulación

Producto de varios factores, principalmente el sedentarismo, la mala circulación se combate con actividad física y alimentación sana.

1. Agua: El agua es esencial para la salud de todo el cuerpo. Además de hidratar, estimula la digestión y mejora el suministro de nutrientes a las células. Según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un adulto necesita beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

2. Pimienta de Cayena: La capsaicina es un ingrediente activo de la pimienta de Cayena que estimula el torrente sanguíneo a lo largo del cuerpo y los órganos. Además fortalece las paredes de las arterias y los capilares. Es un aliado perfecto para aliviar los síntomas relacionados con la mala circulación sanguínea, reduciendo también los dolores físicos, dolores de cabeza, pies fríos y sensación de hormigueo en las piernas.

3. Ginkgo Biloba: Este suplemento puede tomarse en forma de cápsulas o pastillas. Es extremadamente eficaz mejorando el flujo sanguíneo a través de los capilares, pero lo es más en el cerebro, en donde actúa como un asombroso potenciador.

4. Castaño de Indias: Los beneficios del castaño de Indias para la salud son ampliamente conocidos y utilizados, especialmente para el tratamiento de la mala circulación sanguínea. Gracias a su principio activo, la escina, que no sólo reduce la inflamación, sino también fortalece las paredes capilares.

5. Jengibre: Este ingrediente común de cocina es altamente beneficioso para estimular la circulación sanguínea debido a que contiene gingeroles y zingerone, componentes que producen un efecto de calentamiento en el cuerpo, mejorando notablemente la circulación. Además, el consumo regular de jengibre previene la formación de coágulos de sangre en el cuerpo, reduciendo así el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

6. Aceite de pescado: El aceite de pescado es muy beneficioso para eliminar los depósitos de grasa en las paredes arteriales. Por otra parte, el aceite de pescado aumenta el HDL, conocido comúnmente como colesterol bueno.

7. Ajo: El ajo es un aliado infalible a la hora de mejorar la circulación sanguínea, reduciendo la presión arterial y previniendo la acumulación de plaquetas en la sangre. Además, previene la acumulación de placas en las arterias reduciendo así el riesgo de padecer aterosclerosis. De acuerdo con un estudio publicado en The Journal of Nutrition en 2008, el ajo es altamente beneficioso para la salud cardiovascular.

8. Aceite esencial de Jengibre, canela y romero: El mayor beneficio para la salud en el aceite esencial reside en el hecho de que estos ayudan a expandir los capilares, por tanto, alivia así el flujo de sangre hacia la superficie de la piel. Este fenómeno produce un efecto termogénico en el cuerpo. Sin embargo, es necesario leer cuidadosamente las instrucciones del envase antes de usar los aceites para masajes.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...