“A este ritmo el sistema de salud colapsaría a mediados de julio”


Lo sostuvo el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, mientras las autoridades del AMBA definen cómo continúa la cuarentena. Mientras se considera la apertura de actividades en la Ciudad, la provincia seguiría con las actuales restricciones.

Por Dr. Daniel Cassola

La última duplicación de los casos en Argentina demoró 13 días. El 20 de mayo se informaron poco más de 400 contagios nuevos y el total superó los 9 mil. Ayer, 2 de junio, se confirmaron más de 900 casos y el total superó los 18 mil. En menos de dos semanas hubo más contagios que en dos meses. La pandemia aquí cambió su ritmo y eso es lo que preocupa a las autoridades sanitarias.

“En la provincia de Buenos Aires nos da que, si sigue el ritmo exponencial, tendríamos el sistema colapsado para mediados de julio”, afirmó Gollán en una entrevista radial. “Ahora, si logramos ir modulando el crecimiento de casos, eso no sucede. Incluso, si logramos disminuir la cantidad de casos, habremos generado el pico, que será el punto máximo al que llegó en este momento”, agregó.

El máximo punto de tensión entre los gobiernos, el de la provincia y el de la ciudad, se da por las actividades que se deberían o no empezar a permitir. “Para nosotros, no habría que hacer ninguna actividad que aumente la cantidad de circulación y que no se pueda controlar. No estamos haciendo las cosas bien si lanzamos más circulación y después no sabemos dónde va”, sostuvo Gollán.

En la Ciudad, en cambio, está en consideración la reapertura de varios comercios y la posibilidad de habilitar a la gente a salir a correr a partir de las 20, cuando ya los comercios cerraron y la circulación por trabajo disminuyó considerablemente. “Tenemos que darle una respuesta a la gente que está fatigada y busca otra cosa”, comentó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

De todas maneras Quirós no descarta la posibilidad de retroceder, si es necesario, en lo inmediato. “La curva se estabilizó pero quizás tengamos un momento difícil por delante por lo que nos parece absolutamente necesario dar una respuesta con las actividades de bajo riesgo”, sostuvo.

En cuanto a la situación del sistema de salud el panorama en los servicios de terapia intensiva aún es holgado, aunque la situación es expectante. Desde el comienzo de la pandemia la cantidad de camas se aumentó en un tercio. Hoy hay 11405, 4375 en el sector público y 7030 distribuidas entre los subsectores privados. La ocupación actual, según explicaron desde el Ministerio de Salud, es de entre el 35 y el 38 por ciento. Ahora bien, según indican desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) no hay más espacio para el crecimiento de camas porque no hay profesionales disponibles para atenderlas. Incluso con esta cantidad de camas el número de médicos intensivistas disponibles “está muy justo”, según comentaron. Se trata de una especialidad sumamente compleja en la que la formación lleva su tiempo.

A todo esto Argentina parece ser la distinta del grupo. Ayer Brasil superó los 30 mil muertos por coronavirus, Chile tiene el sistema de salud al borde del colapso, Perú cuenta más de 150 mil contagios y México también atraviesa una situación delicada. En tanto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó ayer sobre posibles rebrotes en América Latina, después de que varios países de la región empezaran a flexibilizar las medidas impuestas para frenar la pandemia.

Si todo marcha bien ahora estaríamos atravesando el famoso pico de la enfermedad. Aunque también es probable que eso esté por ocurrir en las próximas semanas, si es que los casos se continúan disparando. Mientras tanto, se aproxima el invierno.

.

También te puede interesar...