Alerta naranja por el calor: especial cuidado con bebés y adultos mayores

 

Por Dr. Daniel Cassola

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) elevó de amarilla a naranja el alerta por altas temperaturas en la Ciudad de Buenos Aires, Rosario y sus alrededores.

En Capital, el pronóstico meteorológico indica una mínima de 24 y una máxima de 30 grados, mientras que en Rosario la temperatura mínima prevista es de 23 y la máxima de 33 grados.

Con el cambio de nivel, el SMN advierte que el peligro de muerte por el calor pasa de moderado a alto, en especial “para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas”.

Ante este panorama, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires recomendó prevenir el golpe de calor con hidratación constante, sobre todo con agua, y evitar la exigencia física entre las 11 y las 16, las horas de mayor temperatura.

Los especialistas de la cartera sanitaria agregaron que el golpe de calor consiste en un cuadro que se caracteriza por el aumento de la temperatura corporal y la pérdida de líquidos, y si bien suele ser pasajero, en ocasiones entraña riesgos severos, como desvanecimientos y pérdida de conciencia.

Para evitarlos se aconsejó “tomar abundantes líquidos, especialmente agua de fuente segura aunque no se sienta sed, evitar al consumo de bebidas  alcohólicas, no exponerse al sol entre las 11 y las 16, vestir ropas livianas y claras, evitar las actividades físicas intensas, especialmente cuando el sol aún está alto”.

A la hora de comer, es clave preferir las frutas y verduras frescas, en lugar de comidas abundantes y de difícil digestión; así como evitar tomar bebidas alcohólicas, muy dulces o infusiones calientes.

En relación al cuidado de lactantes y niños pequeños, la cartera sanitaria recomendó darles el pecho con más frecuencia y mantenerlos en lugares frescos y ventilados.

Sugirió también a quienes estén al cuidado de adultos mayores que les ofrezcan líquidos en forma persistente, aun cuando éstos refieran no tener sed.

Guía para hidratar a los adultos mayores

– La ingesta debe realizarse en forma gradual a lo largo de toda la jornada, pero especialmente en la mañana y la tarde, para evitar la incontinencia urinaria nocturna. Si se despiertan por la noche, especialmente en verano, deben tomar líquidos.

– Insistirles en que deben beber aun cuando no sientan sed.

– Incluir gran cantidad de frutas y verduras en la dieta diaria.

– Durante los períodos existentes entre las ingestas sólidas, tomar al menos entre 4 y 6 vasos de líquidos fraccionados, como si se tratase de un remedio recetado por el médico.

.

También te puede interesar...