Asocian depresión a un mayor riesgo cardíaco en adultas

Mujeres de 55 años y más jóvenes tienen el doble de probabilidades de sufrir un ataque al corazón, morir o requerir procedimientos para abrir las arterias si están moderada o gravemente deprimidas.

Así lo reveló un estudio cuyos resultados se publicaron en el Journal of the American Heart Association.

“Las mujeres en este grupo de edad son más propensas a sufrir depresión, por lo que ése puede ser uno de los factores de riesgo ´ocultos´ que pueden ayudar a explicar por qué las mujeres mueren a una tasa desproporcionadamente mayor que los hombres tras un ataque al corazón”, afirmó el autor del estudio, Amit Shah, profesor asistente de Epidemiología en la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia, EEUU.

El equipo de investigadores evaluó los síntomas de depresión en 3.237 pacientes con enfermedad del corazón conocida o presunta (34 % mujeres y 62,5 años de edad media) programados para angiografía coronaria, una prueba de rayos X que diagnostica la enfermedad en las arterias que suministran sangre al corazón.

Después de casi tres años de seguimiento, los científicos encontraron que en las mujeres de 55 años y menos, tras ajustar por otros factores de riesgo para enfermedades del corazón, cada aumento de 1 punto en los síntomas de depresión se asoció con un incremento del 7 % en la presencia de cardiopatías.

En hombres y mujeres de edad avanzada, los síntomas de la depresión no predijeron la presencia de enfermedades del corazón. En cambio, mujeres de 55 años y más jóvenes eran 2,17 veces más propensas a sufrir un ataque al corazón, morir por enfermedad cardiaca o requerir un procedimiento para abrir las arterias durante el periodo de seguimiento si tenían depresión moderada o grave.

En esta línea, las participantes de 55 años y más jóvenes presentaban 2,45 veces más riesgo de morir por alguna causa durante el tiempo de seguimiento realizado en este estudio si padecían depresión moderada o grave. “Todas las personas, especialmente las mujeres jóvenes, deben tomarse muy en serio la depresión “, reflexionó Shah. En sí misma, se trata de una afección sobre la que hay actuar y, sabiendo que se asocia con mayor riesgo de enfermedad cardiaca y muerte, se debe alentar a las personas a buscar ayuda”.

“Los proveedores de salud deben hacer más preguntas. Tienen que ser conscientes de que las mujeres jóvenes son especialmente vulnerables a la depresión y que la depresión puede aumentar el riesgo de su corazón”, agregó el epidemiólogo.

En 2008, la declaración científica publicada por la Asociación Americana del Corazón recomendó que la depresión sea formalmente considerada como un factor, igual que la diabetes o la hipertensión, para el aumento del riesgo de enfermedades del corazón.

Fuente: DocSalud

.

También te puede interesar...