Avanzan estudios para detectar más tempranamente y prevenir el Alzheimer


Por Redacción Curar con Opinión

Investigadores del King’s College de Londres han detectado los primeros signos de la enfermedad de Parkinson en el cerebro, muchos años antes de que los pacientes presenten algún síntoma. Los resultados, publicados en The Lancet Neurology, cuestionan la visión tradicional de la enfermedad y podrían conducir a herramientas de detección para identificar a las personas con mayor riesgo.

El párkinson es el segundo trastorno neurodegenerativo más común, después de la enfermedad de Alzheimer. La enfermedad se caracteriza por movimientos y problemas cognitivos, pero se sabe que se establece en el cerebro mucho tiempo antes de que se diagnostique a los pacientes. Estudiar las etapas iniciales cruciales de la enfermedad, cuando el tratamiento podría ralentizar su progreso, es un gran desafío.

El nuevo estudio proporciona la primera evidencia de un papel central de la serotonina química del cerebro en las etapas más tempranas del párkinson. Los resultados sugieren que los cambios en el sistema de serotonina podrían actuar como una señal de alerta temprana clave para la enfermedad.

El investigador jefe Marios Politis, profesor Lily Safra de Neurología y Neuroimágenes en el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN), explica que se ha pensado tradicionalmente que el párkinson se debe a un daño en el sistema de dopamina, pero demostramos que los cambios en el sistema de serotonina son anteriores, y ocurren muchos años antes de que los pacientes comiencen a mostrar síntomas. Nuestros resultados, añade,  sugieren que la detección temprana de cambios en el sistema de serotonina podría abrir las puertas al desarrollo de nuevas terapias para frenar y, en última instancia, prevenir la progresión de la enfermedad de Parkinson.

.

También te puede interesar...