Cambio climático y desafío para la salud: cada vez hay más días de 50 grados

Esa marca de temperatura se quiebra con mayor frecuencia y en más lugares del planeta. Hay más días de más de 50 grados en cada una de las últimas cuatro décadas. El calor extremo implica un desafío para la salud y para las formas de vida actuales ya que afectan a la naturaleza.

Por Dr. Daniel Cassola

La pandemia es todavía un problema global. Todos los países del mundo, en menor o mayor medida, se vieron afectados por el surgimiento del coronavirus. En la misma senda se ubica el cambio climático. De distintas maneras, ya que puede ser por sequías o inundaciones, incendios o tormentas, el desajuste del termostato de la Tierra se manifiesta en todos los continentes.

Un dato más que aparece en tiempos en los que el cambio climático comienza a ganar lugar en la agenda pública, por los estragos que genera, es que aumenta el registro de días que superan los 50 grados de temperatura. El promedio indicaba que eran 14 por año entre 1980 y 2009. Ahora a partir de 2010 la cuenta indica que el registro se eleva a 26 días por año.

A medida que todo el planeta se calienta, las temperaturas extremas se vuelven más probables y más intensas. Las altas temperaturas pueden ser mortales para los seres humanos y la naturaleza, y causar problemas importantes en los edificios, las carreteras y los sistemas de energía. Mayormente, los registros de más de 50° C ocurren en las regiones de Medio Oriente y el Golfo.

Pero hay otras regiones que se acercan cada vez más al récod. Se registraron recientemente temperaturas de 48,8° C en Italia y 49,6° C en Canadá durante este verano que en el hemisferio norte está por terminar. Los científicos advirtieron que se vivirán temperaturas superiores a 50° C en otros lugares a menos que se reduzcan las emisiones de combustibles fósiles.

En la última década, las temperaturas máximas aumentaron 0,5° C en comparación con el promedio a más largo plazo registrado entre 1980 y 2009. Pero estos aumentos no se produjeron igualmente en todo el mundo: en Europa del Este, el sur de África y Brasil algunas temperaturas máximas aumentaron en más de 1° C, y partes del Ártico y Medio Oriente registraron aumentos de más de 2° C.

Incluso por debajo de 50° C, las altas temperaturas y la humedad pueden crear graves riesgos para la salud. Hasta 1.200 millones de personas en todo el mundo podrían enfrentar condiciones de estrés por calor para el año 2100 si continúan los niveles actuales de calentamiento global, según un estudio de la Universidad de Rutgers publicado el año pasado. Eso es al menos cuatro veces más que los afectados hoy en día.

Las personas también enfrentan decisiones difíciles a medida que cambia el paisaje a su alrededor, ya que el calor extremo aumenta la probabilidad de sequías e incendios forestales. En estas temperaturas se tornan más probable cuadros como el de golpe de calor, que en sus formas más severas pueden ocasionar daños en el cerebro y otros órganos del cuerpo.

El mundo está cambiando por el calentamiento global. Esa transformación repercute en todos los continentes, en todos los países. Algunos ya experimentaron eventos traumáticos como inundaciones, huracanes más agresivos y sequías severas. Es, como la pandemia, un problema que afecta a todo el planeta.

.

También te puede interesar...