Confirman dos casos del súper hongo Candida auris en Argentina

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó la detección de dos casos de Candida auris en el país, lo que constituye el primer brote registrado en una institución de salud en Argentina. 

Por Dr. Daniel Cassola

El Ministerio de Salud confirmó la detección de dos casos de Candida auris, que es un hongo similar a la levadura, en el país. Esto constituye el primer brote registrado en una institución de salud en Argentina. Se trata de dos pacientes internados en una clínica privada de la Ciudad de Buenos Aires, que no tuvieron contacto entre sí. El Instituto Malbrán estudia ambos casos afectados para caracterizar el patógeno.

“Al momento, se encuentran en proceso técnicas moleculares para caracterizar el patógeno y pruebas de sensibilidad in vitro con el método de referencia”, especificaron ayer desde la Dirección Nacional de Epidemiología en su boletín semanal al informar los casos.

El primer infectado se identificó el pasado 2 de octubre en la unidad de cuidados intensivos de una clínica privada porteña no especificada. La persona afectada había venido desde el exterior, donde se encontraba internado en otro país. Desde allí fue trasladado en un vuelo sanitario y ahora permanece aislado. El segundo caso presenta una fístula de drenaje posquirúrgica y es tratado de forma ambulatoria en la misma clínica. Sin embargo, los dos pacientes no tuvieron contacto entre sí dentro del establecimiento.

Este súper hongo fue hallado por primera vez en 2009 en un paciente de Corea del Sur. Su propagación se potenció luego de la pandemia de coronavirus, y en los últimos años se detectó en al menos 47 países, como Japón, India, Sudáfrica, Venezuela, Reino Unido, España y Estados Unidos. El primer caso en la región fue a fines de 2020, en Brasil.

Puede contraerse a partir del contacto con superficies contaminadas y persistir en el ambiente hospitalario y en el cuerpo humano durante semanas. De todas maneras, todavía falta investigar de qué manera se propaga. Crece como levadura y afecta principalmente a personas inmunosuprimidas internadas en los hospitales. 

Además, es complejo de diagnosticar, ya que puede ser identificado como otro tipo de hongo si no se utilizan los métodos adecuados de laboratorio. La gravedad del brote radica en que, además, es resistente a varios fármacos, ya que los medicamentos antimicóticos y antifúngicos que suelen usarse para otras infecciones, en general no son eficaces.

Johanna Rhodes, epidemióloga del Imperial College de Londres y quien ayudó a abordar un brote de Candida auris en Inglaterra en 2016, le dijo recientemente a New Scientist que otra característica alarmante de este hongo, el cual se identificó por primera vez en 2009 en Asia, es “el hecho de que puede permanecer en superficies inanimadas durante períodos prolongados y resistir cualquier cosa que se le arroje”.

Según los integrantes de los CDC, “ha causado infecciones del torrente sanguíneo, infecciones de heridas e infecciones de oído”. También se han aislado muestras respiratorias y de orina, pero, advierten, “no está claro si causa infecciones en el pulmón o la vejiga”.

.

También te puede interesar...