Datos alentadores sobre la variante Delta Plus: es menos probable que provoque síntomas

La subvariante Delta Plus comenzó a diseminarse en Gran Bretaña y había generado alarma en los especialistas por ser una versión evolucionada de la cepa más contagiosa registrada hasta el momento. Al momento se sabe que es ligeramente más contagiosa pero no tan agresiva.

Por Dr. Daniel Cassola

Europa volvió a ser, desde hace un par de meses, el epicentro de la pandemia. Etapas que se consideraban superadas, como las cuarentenas y las restricciones, volvieron a suceder en diversos países. Los funcionarios sanitarios de la región hablan de la pandemia de “los no vacunados”, en referencia al sector de la población reticente a la inoculación que por otra parte es donde más se dan los nuevos casos positivos.

En este contexto la aparición de una nueva variante Delta en Gran Bretaña había hecho sonar las alarmas. De hecho la variante Delta original es ahora la primera en casi todo el mundo y fue la responsable de muchas segundas o terceras olas. Pero una investigación reciente trae cierta calma. Al menos, la Delta Plus no sería más preocupante que la Delta original, lo cual no es una solución de ningún tipo pero sí al menos un alivio.

La subvariante de Delta Plus que está en auge en Gran Bretaña tiene menos probabilidades de provocar una infección sintomática por Covid-19, según un análisis de prevalencia de coronavirus, que destacó también que los casos habían caído desde el pico registrado en el mes de octubre.

Los investigadores del estudio REACT-1 del Imperial Collage de Londres demostraron que la subvariante, conocida como AY.4.2, había crecido hasta representar casi el 12 por ciento de las muestras secuenciadas, pero solo un tercio tenía los síntomas de Covid clásicos como tos, dolor de cabeza y fiebre, entre otros. En comparación el linaje original de Delta, denominado AY.4, provocó síntomas en casi la mitad de los infectados.

Por otra parte, se cree que AY.4.2 es un poco más transmisible, pero no se ha demostrado que cause una enfermedad más grave o evite las vacunas con más facilidad que Delta. Los investigadores consideran por ello que las personas asintomáticas podrían tener un confinamiento menos estricto, pero advierten que también que las personas con menos síntomas podrían transmitirlo con menos facilidad a través de la tos y, además, que es poco probable que se enfermen gravemente.

En conclusión, “parece ser más transmisible”, declara el epidemiólogo del Imperial College Paul Elliott, pero también “parece ser menos sintomático, lo cual es bueno”. El estudio REACT-1 también encontró que la tercera dosis de refuerzo redujo el riesgo de infección en adultos en dos tercios en comparación con las personas que recibieron dos dosis.

.

También te puede interesar...