Distintos actores de la salud advierten sobre la posibilidad de colapso del sistema

La segunda ola ya tensionó al máximo las capacidades de los hospitales del AMBA. Se registraron más de 130 mil casos en la última semana. La ocupación de camas pasó del 56 al 70 por ciento en ese mismo período. Ya hay instituciones saturadas. Evalúan medidas adicionales para detener el contagio.

Por Dr. Daniel Cassola

“El sistema de salud tiene un límite y, con el correr de los días, vemos que estamos cada vez más cerca de alcanzarlo. (…) Necesitamos urgente que la situación se controle, para evitar las imágenes que vemos en el mundo y en la región con hospitales colapsados”, dice el comunicado conjunto. Esas son algunas de las oraciones que suscribieron agentes estatales, como el Ministerio de Salud bonaerense, el PAMI o la obra social IOMA, empresas de medicina prepaga como Swiss Medical y OSDE, representantes de las clínicas como ACLIFE y FECLIBA, obras sociales sindicales como OSECAC y OSCHOCA y sindicatos como CICOP, ATE o AMRA.

Prácticamente todos los sectores están representados en ese comunicado, que resulta sumamente alarmante. Allí especificaron que “la ocupación promedio de camas en el AMBA alcanza el 69,2 %, cuando hace sólo dos semanas, la ocupación era del 56,5%, aclarando que estas cifras promedio representan que haya ya muchos centros de salud por arriba del 90 % de ocupación”. Por otra parte, según información que circuló durante el fin de semana en la Ciudad de Buenos Aires los principales efectores del sector privado ya están al tope de su capacidad. Esa es la situación del Hospital Alemán, el Hospital Italiano y el Güemes, entre otros, según datos de la Unión Argentina de la Salud (UAS), la cámara empresarial que los nuclea.

“El Güemes tiene una ocupación del 100 por ciento. La situación se complicó porque, como la mayoría de los privados, el sanatorio abrió todo durante el verano y se llenó de pacientes con patologías comunes. Se colmó la capacidad con esos pacientes y ahora, frente a la explosión de la segunda ola de casos de Covid-19, te encontrás con que no hay lugar para internar”, sostuvo Fernando Araneo, médico del Sanatorio Güemes y prosecretario Gremial de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP). Ese mismo gremio también realizó un relevamiento de los hospitales privados porteños y encontró que en gran parte la capacidad estaba ocupada en más de un 90 por ciento.

“En el Hospital Alemán hay personas internadas en sillones porque no consiguen camas donde dejarlos. En el Anchorena están suspendiendo cirugías. En el Güemes tenemos pacientes críticos internados en la guardia porque no hay lugar para colocarlos en terapia intensiva. En el Naval están hablando de utilizar las terapias de pediatría como internación de adultos. La situación se repite en todos los centros privados de la Capital. El sistema de Salud no da abasto”, agregó Araneo en diálogo con el diario Página 12.

A su vez, en la provincia de Buenos Aires la directora de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud bonaerense, Teresa Varela, advirtió  que “con esta velocidad de casos, en un mes colapsa el sistema de salud de la provincia”. “Venimos en una velocidad de crecimiento muy rápida. Encontramos las variantes de Manaos y Gran Bretaña en la Provincia”, añadió el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak. En este marco ya comienza a haber rumores sobre posibles nuevas medidas. Se sugirió, desde la provincia, reducir la presencialidad en las escuelas. Hoy será, además, un día de distintas reuniones en Casa Rosada entre funcionarios y especialistas médicos para evaluar la situación. La segunda ola se instaló y pone al sistema de salud al borde del abismo.

.

También te puede interesar...