El alquiler de vientre, un tema que quedó fuera del Código Civil

La maternidad subrogada estaba contemplada en el anteproyecto de la reforma. Pero fue eliminado por presiones de la Iglesia.

En marzo de 2012, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó el proyecto para reformar el viejo Código Civil. En el original, figuraba un artículo que reglamentaba el alquiler de vientre o vientre subrogado. Pero la presión de la Iglesia y la elección de Jorge Bergoglio como Papa terminó borrando ese artículo del proyecto que finalmente se aprobó.

Así, los hijos nacidos en vientres subrogados entraron en una nebulosa legal que poco a poco se fue acomodando a medida que se conocían cada vez más casos. “Lo que no está prohibido está permitido”, explica el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez quien ya lleva anotados en el Registro Civil once casos de copaternidad de chicos nacidos en vientres alquilados. “No hay ningún impedimento -señala- pero hay que judicializarlo porque en el Registro nunca los quieren anotar. Tienen que llevar los papeles al juez para que él de la orden. Lamentable el proyecto que presentamos en la Legislatura porteña también quedó en la nada”.

El primer caso fue el de Nacho y Leo, quienes poco después de que se aprobara el nuevo Código presentaron en sociedad a sus dos hijos nacidos de una mamá en la India. Los chicos fueron anotados con la doble paternidad. Y el año pasado se conoció el caso de una beba con triple filiación, dos mamás en pareja y el papá biológico.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...