En el país, el 70% de las personas con VIH se atiende en el sistema sanitario público

Siete de cada diez personas con VIH en Argentina se atienden en el sistema sanitario público, cada año se diagnostican entre 6.000 y 6.500 casos y se estima que unas 126.000 viven con el virus, de las cuales el 30% lo desconoce, informó el Ministerio de Salud, que el martes dará a conocer datos epidemiológicos con motivo de conmemorarse el Día Mundial de Lucha contra el Sida.

Según datos del Boletín Epidemiológico de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) en el país reciben tratamiento por VIH 69.000 personas, el 70% de ellas en el sector público.

La epidemia “continúa estable” en Argentina, donde en los últimos diez años se desarrollaron y fortalecieron políticas de prevención, diagnóstico y atención que permitieron incorporar “6.000 personas al tratamiento antirretroviral en el último año”, sostuvo el Secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Federico Kaski.

Onusida, el programa de Naciones Unidas que se ocupa del tema, presentó en septiembre último la estrategia mundial “90-90-90” de cara a un mayor control de la epidemia. La cifra refiere a que ese porcentaje de personas con VIH conozca su diagnóstico; que esto ocurra en una etapa temprana de la infección; que quienes requieren tratamiento según las normas nacionales lo estén recibiendo y que el 90% de las personas en atención tengan una carga viral indetectable.

A esas metas la cartera sanitaria propuso sumar otra, “que implique el compromiso de hacer que el 90% de los tratamientos sean accesibles en cuanto a su precio”.

Esta propuesta argentina busca garantizar el acceso y la disponibilidad de tratamientos antirretrovirales, insumos de diagnóstico y de prevención a toda la población, empleando en los procesos de compra las cifras de referencia relevadas por el Banco de Precios de Medicamentos de la Unasur y el Fondo Estratégico de Organización Panamericana de la Salud (OPS).
El director de Sida y ETS, Carlos Falistocco, dijo que “además de la necesidad de sostener los logros obtenidos, aún quedan desafíos por delante, en particular, reducir el diagnóstico tardío que en 2014 alcanzaba al 31% de los varones y al 23% de las mujeres”.

“Es fundamental continuar generando estrategias para que más personas se hagan la prueba” a fin de que “quienes acceden al diagnóstico lo hagan en etapas lo más cercanas posible al momento de la infección, ya que esto contribuye a mantener su calidad de vida”, explicó.

De acuerdo con datos oficiales, en Argentina la relación por género es de de 2 a 1: por cada dos varones con VIH hay una mujer con el virus. En cuanto a la transmisión de madre a hijo, de cada 100 bebés que nacen de madres con VIH, el 4,8% adquieren la infección.

La principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales sin uso del preservativo (90%). Entre los varones, el 45% lo adquirió en una relación heterosexual y el mismo porcentaje lo hizo en una relación con otro varón.

El sistema público de salud argentino cuenta con 771 centros de testeo con asesoramiento y 26 consultorios amigables en funcionamiento.

Fuente: DocSalud

.

También te puede interesar...