Erradicar una enfermedad es un triunfo para la humanidad

Poliomielitis

La Sabin, vacuna que se administra vía oral.

Por Dr. Daniel Cassola

No son muchas las patologías que el hombre logró erradicar de la faz de la Tierra. La viruela fue una. Si todo sale como prevé la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2018 podremos decir que otra enfermedad dejó de existir: la poliomelitis.

Brevemente, se trata de una infección provocada por el poliovirus, más probable en niños de 4 a 15 años y que puede ocasionar lesiones discapacitantes. Al actuar en el organismo el virus entra al sistema nervioso por el torrente sanguíneo y destruye neuronas motoras, ocasionando parálisis y debilidad muscular.

La enfermedad fue descrita por el alemán Jakob Heine por primera vez en 1840, pero no fue hasta 1949 que el científico John Enders logró reproducir al virus en laboratorio. Para 1954 comenzaron las campañas de inoculación mediante vacunas. En 1964 Albert Sabin desarrolló la vacuna trivalente que comenzó a administrarse por vía oral y fue conocida popularmente como la Sabin.

En 1988 la OMS comenzó el plan mundial para la erradicación de la enfermedad. Gro Harlem Brundtland, por entonces directora general del organismo, dijo, al iniciar la campaña que “la poliomelitis deja 1000 chicos paralíticos por día en todo el mundo”. Para 2001 ya hubo menos de mil casos en todo el año.

Hoy solo se considera activa a la poliomelitis en un puñado de países de Medio Oriente (Siria, Afganistán, Irak) y África (Guinea Ecuatorial y Camerún). Tienen que pasar tres años sin un caso para que la OMS declare a la región o el país como libre de la enfermedad.

En Argentina el último caso de polio se dio hace 32 años, en Orán, Salta. Las partículas que fueron tomadas en aquella ocasión fueron destruidas bajo supervisión de la OMS en el Instituto Malbrán, como parte de la etapa final de erradicación de la enfermedad en nuestro país. El genoma del virus fue secuenciado y se conservará como parte del patrimonio científico nacional, pero ello no representa ningún peligro biológico.

De concluir el plan en 2018, la poliomelitis pasará a formar parte exclusivamente de los libros de historia de la medicina. Se trata de una batalla dura y de consecuencias penosas para millones de seres humanos, pero erradicar una enfermedad, al final de cuentas, es una victoria del hombre.

 

.

También te puede interesar...