Especialistas prueban en ratones un tratamiento para el cáncer de mama más agresivo

FUENTE: Télam

Si bien la investigación esta en su etapa inicial, la misma abre la puerta a futuros tratamientos combinados para este cáncer que sufren entre un 10 y un 15 por ciento de las mujeres que padecen cáncer de mama en el mundo.

Los resultados de la investigación fueron publicados este miércoles en la revista Nature Communications, en un artículo que lidera Arkaitz Carracedo, del Centro español de Investigación Cooperativa en Biociencias (CIC bioGUNE), y que cuenta con la participación de científicos de centros de Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

La comunidad científica internacional clasifica al cáncer de mama en tres grupos: los que expresan receptores (proteínas) de hormonas femeninas (hormono-dependientes); los que contienen niveles exacerbados del receptor HER2 y los que carecen de estos marcadores (triple-negativos); los dos primeros presentan buen pronóstico por disponer de tratamientos específicos que eliminan en gran medida las células tumorales -los anti-hormonales o inhibidores de HER2-.

Sin embargo, el tercero sigue representando un gran problema para la salud: “se caracteriza por ausencia de marcadores, es de peor pronóstico y resistente a muchos tratamientos”, aseguró Carracedo a la prensa y apuntó que en este nuevo trabajo se identifica un marcador que podría informar sobre una alternativa de tratamiento, según consignó un despacho de la agencia EFE.

En esta oportunidad, los especialistas trabajaron con PML, una proteína que identificaron en 2012 y en la que ahora profundizan.

Carracedo explicó que “aquellas pacientes que dan positivo en PML presentan peor pronóstico y mayor probabilidad de desarrollar metástasis, y hemos demostrado que inhibiendo esta proteína los tumores reducen su agresividad”.

Según la investigación, se comprobó tanto en ensayos ‘in vitro’ como en modelos animales, que si se quita la citada proteína las células malignas pierden la capacidad de fabricar nuevos tumores (las células de cáncer necesitan de PML para mantener sus propiedades malignas).

Esta proteína fue identificada originariamente para un tipo de leucemia -promielocítica aguda- y desde la década de los 90 se estableció un tratamiento -trióxido de arsénico- para inhibirla; este mismo compuesto es el que se usó en esta ocasión para tratar este tipo de cáncer de mama.

“Hemos demostrado que este fármaco tiene potencial para ser usado también en cáncer de mama triple-negativo”, afirmó Carracedo, quien consideró que es necesario un “refinamiento” del medicamento y, posiblemente, combinarlo con otros tratamientos.

Asimismo aseguró que ya están trabajando con laboratorios para poder estudiar miles de fármacos y ver cuál o cuáles serían más compatibles con el trióxido de arsénico, y más eficaces para inhibir PML.

“Tenemos una herramienta nueva para clasificar el cáncer de mama triple-negativo que nos puede dar una nueva estrategia terapéutica”, puntualizó.

El CIC bioGUNEN explicó, a través de un comunicado que los especialistas vienen trabajando en esta investigación desde hace cinco años y que la mayor parte de la financiación proviene de donaciones individuales.

.

También te puede interesar...