Glifosato: lo único que sabemos es que no sabemos nada

SONY DSC

Por Dr. Daniel Cassola

Varias veces dijimos que peor que estar enfermo es estar enfermo y no saberlo. Partiendo de esta premisa vale analizar información difundida por la Auditoría General de la Nación (AGN) sobre el uso de agroquímicos.

En primer lugar hay que comentar que hay cada vez más trabajos de investigación que vinculan al contacto con agroquímicos (como el glifosato) con distintas enfermedades. Hay papers que sostienen que se elevan los índices de cáncer y malformaciones congénitas. Por ello hay países europeos que prohíben su uso. Aquí distintas localidades están empezando a legislar para alejar la fumigación de los tejidos urbanos. Otras no, claro está.

Ahora bien, la AGN elaboró un informe en el que se propuso indagar sobre la información disponible en el país sobre el uso de estos productos. La conclusión principal es menos que alentadora: “La Comisión Nacional de Investigación de Agroquímicos no sabe la cantidad ni la calidad de los agroquímicos utilizados, las zonas de su uso, ni conoce la población expuesta”.

Los agroquímicos se utilizan masivamente, presumimos, en las zonas de siembre de trigo, maíz, girasol y soja, o sea en las grandes extensiones de campos que no se dedican a la horticultura. Otras de las falencias que marca el trabajo de la AGN es la falta de análisis sobre los productos que se utilizan, muchos de los cuales son importados. “No se realizó una base de datos sobre los factores que ocasionan las intoxicaciones agudas por agroquímicos”, señala el estudio.

También falla el registro sanitario que debería llevar el Ministerio de Salud de la Nación, sobre las consultas por intoxicaciones en las zonas donde se fumiga. Según los auditores, gran parte de los casos no llegan al médico, y los que sí lo hacen son computados como intoxicaciones estomacales.

A todo esto hay una creciente actividad judicial porque son cada vez más las denuncias de enfermedades por intoxicaciones con agroquímicos. O sea, el problema es concreto, existe.

¿Mirar para otro lado será una elección consciente o simplemente será producto de la desidia?

.

También te puede interesar...