Gran parte del mundo cierra sus fronteras al Reino Unido para evitar que se propague el virus mutado


Por Redacción Curar con Opinión

Decenas de países cerraron sus fronteras a Reino Unido el lunes por temor a una nueva cepa de coronavirus altamente infecciosa, lo que avivó el pánico en todo el mundo, provocó el caos en los viajes y aumentó la posibilidad de escasez de alimentos en territorio británico a pocos días de la consumación del Brexit.

India, Polonia, España, Suiza, Rusia y Hong Kong suspendieron los viajes de los británicos después de que el primer ministro Boris Johnson advirtiese que se identificó una variante mutada del virus hasta un 70% más infecciosa en el país.

Varios países ya habían suspendido los viajes con anterioridad, como Francia, Alemania, Italia, Holanda, Austria, Irlanda, Bélgica, Israel y Canadá, pese a que científicos dijeron que es posible que la cepa ya esté circulando en países con métodos de detección menos avanzados que los británicos.

Colombia, Chile y El Salvador prohibieron el ingreso de pasajeros de Reino Unido y México lo estaba estudiando. Arabia Saudí, Kuwait y Omán cerraron completamente sus fronteras.

El descubrimiento de la nueva cepa, que ocurre meses antes de que las vacunas puedan estar ampliamente disponibles, sembró el pánico en una pandemia que ha causado ya la muerte de unos 1,7 millones de personas en todo el mundo y más de 67.000 solo en Reino Unido.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, instó a la administración estadounidense a tomar medidas para evitar que la nueva cepa entre en el país, el más afectado por la COVID-19 con casi 318.000 muertes.

“Ya es hora de que el gobierno federal tome medidas rápidas, porque hoy esa variante puede subir a un avión y aterrizar en el aeropuerto JFK, y todo lo que se necesita es una persona”, comentó.

El subsecretario de Salud de Estados Unidos, Brett Giroir, dijo que aún no se ha decidido nada sobre la prohibición de viajar. A medida que la pandemia se acelera, el Congreso estaba listo para votar un paquete de ayuda de 900.000 millones de dólares para la COVID-19, después de meses de inactividad. Las autoridades de la UE se reunieron por vídeo para coordinar su respuesta a la nueva cepa del coronavirus. El bloque está en camino de comenzar las vacunaciones contra la COVID-19 dentro de una semana, después de que el regulador de medicamentos aprobase el uso de una inyección de Pfizer (NYSE:PFE) y BioNTech el lunes.

Francia cerró su frontera a las llegadas de personas y camiones desde Reino Unido, bloqueando una de las arterias comerciales más importantes con Europa continental.

Mientras las familias y los conductores de camiones intentaban sortear las prohibiciones de viaje para regresar a casa a tiempo para la Navidad, la segunda cadena de supermercados más grande de Reino Unido, Sainsbury (LON:SBRY)’s, dijo que en un días sus estantes empezarán a aparecer vacíos si los lazos de transporte con Europa continental no se restauran con rapidez.

“Si nada cambia, en los próximos días empezaremos a ver escasez de lechugas, algunos vegetales para ensalada, coliflores, brócoli y cítricos, todos ellos importados del continente en esta época del año”, dijo Sainsbury’s.

Los productores de marisco de Escocia dijeron que tenían toneladas de productos perecederos varados en las carreteras por el cierre de la frontera francesa. Las interrupciones en Reino Unido también complicarán los suministros a Irlanda.

“Ningún conductor quiere realizar entregas en Reino Unido ahora, por lo que Reino Unido verá cómo se agota su suministro de carga”, dijo la federación nacional de transporte por carretera FNTR de Francia.

.

También te puede interesar...