Hospital Posadas: la leche no estaba contaminada

Investigan las causas de la muerte de Mía Gómez.

El análisis de la leche que le proveía el Hospital Posadas a los bebés internados en Neonatología dio negativo. Eso significa, según el Ministerio de Salud de la Nación, que en principio no fue la leche lo que el viernes provocó la muerte de Mía Gómez, la beba que nació prematura y se encontraba en proceso de recuperación nutricional. Ni tampoco las complicaciones gástricas en otros dos pacientes. Aunque la leche no se encontraba en mal estado, todavía no confirmaron cuándo reabrirán el Lactario. La sala de Neonatología, por lo pronto, no recibe nuevos pacientes.

El resultado del cultivo para determinar si hay una infección intrahospitalaria estará listo en unos días, mientras que hoy dispondrán de los resultados del análisis de agua y mamaderas.

El Posadas, el hospital ubicado en El Palomar, al oeste del conurbano bonaerense, fue intervenido el viernes por el Gobierno Nacional, bajo el argumento de que el presupuesto que se le asigna a la institución no condice con el servicio prestado. Ese mismo día había fallecido la beba.

Ayer el gremio CICOP se reunió con Domingo Latorraca, ex director del hospital municipal de Morón y flamante interventor. La precarización de casi el 80% del personal, la falta y mala calidad de los insumos y problemas edilicios fueron los temas que el personal médico llevó a la reunión, en la que no hubo acuerdo. Por eso reafirmaron el paro de 24 horas con asambleas de trabajadores previsto para mañana, aunque habrá atención de guardia.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó ayer que el Gobierno debe “dar en el clavo” para “administrar” convenientemente al Posadas y admitió que “el formato actual no está dando respuestas a la sociedad”. De todos modos, Fernández defendió la política del Gobierno, al afirmar que “la salud ha sido tenida en cuenta como nunca” y que para ello “basta contar con la política de trasplantes, la de remedios oncológicos, la de 8.500 lugares donde se atiende el Plan Remediar”.

Los trabajadores se oponen a la intervención de parte del Gobierno y reclaman, en principio, que pasen a planta al 80% de los profesionales que trabajan en ese hospital público y que están en negro.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...