La pandemia cambia de etapa: el próximo lunes comienza la vacunación en Gran Bretaña

Finalmente la primera vacuna aprobada por instituciones oficiales resultó ser la de la compañía estadounidense Pfizer, que produce el laboratorio alemán BioNTech. Según las pruebas disponibles la vacuna tiene un 95 por ciento de efectividad. La inmunización comienza la próxima semana en Gran Bretaña.

Por Dr. Daniel Cassola

¿Será el principio del fin de la pandemia? Todavía no lo podemos saber. Probablemente no. Es mejor ser prevenidos y moderados. La compañía estadounidense Pfizer anunció que la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos (MHRA, por su nombre en inglés) del Reino Unido aprobó su proyecto de vacuna contra el Covid-19, por lo que ese país será el primero en comenzar, la semana que viene, oficialmente con la campaña de vacunación.

Según la información que se difundió sobre los estudios clínicos, la vacuna presentó un 95 por ciento de efectividad y presentó buenos resultados tanto en personas jóvenes como en adultos mayores. Así los primeros en recibir la vacuna, según anunció el gobierno británico, serán el personal sanitario y los grupos de riesgo, principalmente los mayores. Para ello ya se garantizaron la provisión de 40 millones de dosis, aunque en los próximos días solo estarán disponibles 800 mil de ellas. El resto se fabrica en instalaciones de BioNTech en Bélgica,

Según se informó con anterioridad la vacuna de Pfizer tiene un precio máximo de 20 dólares por dosis. Para lograr la inmunidad, con el 95 por ciento de efectividad, se requieren de dos dosis que se aplican con tres semanas de distancia entre ambas. La logística del operativo de vacunación con este modelo presenta una dificultad adicional ya que requieren de almacenaje en frío. Pueden estar hasta cinco días en un temperatura de entre -2 y -8 grados. Se conservan por hasta seis meses en un ambiente de -80 grados, aunque lograr tan baja temperatura requiere de aparatos que no todas las instituciones sanitarias tienen. Ya se están diseñando operativos para su transporte en los que se utilizará hielo seco, ante la imposibilidad y el costo que significa la fabricación de tantos freezers.

El anuncio de hoy realizado por el Reino Unido suscitó polémicas en la Unión Europea. Los tiempos durante esta pandemia se aceleraron. Normalmente el diseño de una vacuna tomaba diez años. Pfizer y BioNTech tardaron diez meses. Además la Unión Europea criticó la aprobación de emergencia que se realizó en el Reino Unido. Las autoridades dieron el visto bueno solo diez días después de recibir los informes sobre las últimas y más grandes fases de prueba. De todas maneras se prevé que la vacuna esté aprobada en el resto de Europa en los últimos días del año.

Estos anuncios no necesariamente significan que el problema se terminó. Hay aquí pujas políticas e intereses económicos. Sin ir más lejos, en el caso británico se advierte el apuro para primerear a la Unión Europea luego del Brexit. Luego el proceso de vacunación será lento. Hay que fabricar millones de dosis, distribuirlas y aplicarlas. Por último la última y gran fase de prueba será la aplicación masiva. Los proyectos se están realizando y aprobando en tiempo récord por la necesidad mundial. Lo que se hacía en diez años tomó diez meses y luego diez días para revisarlo. No hay por qué desconfiar de los científicos que trabajaron en el proyecto ni de las autoridades que los aprobaron pero estamos, en todo el mundo, ante una situación inédita. Este año aciago no enseñó que no nos podemos confiar porque siempre puede haber un problema más que no estaba previsto.

.

También te puede interesar...