Langya: detectan un nuevo virus en China

Por Redacción Curar con Opinión

El nuevo virus zoonótico Langya, pertenece al tipo Henipavirus, detectado en China en las últimas semanas través de muestras tomadas de la garganta en aquellas personas que han tenido contacto con animales domésticos, como perros y cabras, y salvajes, como la musaraña, ya empieza a mostrar sus primeros síntomas.

Langya, emparentado con los virus Hendra y Nipah, ha sido identificado por técnicas virómicas y, al contrario que estos dos últimos, cuyos reservorios son murciélagos, el nuevo germen parece tener como reservorio a ciertas musarañas como la Crocidura Iasiura, tal y como detalla el artículo publicado en la revista científica New England Journal of Medicine.

En dicha publicación, se señala que de los 35 pacientes con infección aguda por Langy, los síntomas comunes son: fiebre (en el 100 por cien de los casos), fatiga (54 por ciento), tos (50 por ciento), anorexia (50 por ciento), mialgia (46 por ciento), náusea (38 por ciento), neuralgia (35 por ciento) y vómitos (35 por ciento).

Además, en cuanto a la vía de transmisión, no parece que haya transmisión persona a persona, aunque según la publicación aún no se pueda descartar esta posibilidad, pero todo parece indicar que se trataría de una infección esporádica en humanos, con fuente animal. Asimismo, el nuevo henipavirus Langya se relaciona filogenéticamente más con otro virus recientemente descubierto también en China, conocido como Mojiang henipavirus.

Los henipavirus pueden causar enfermedades graves en animales y humanos y están clasificados como virus de nivel de bioseguridad 4 con tasas de letalidad de entre el 40 y el 75 por ciento, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en la actualidad no hay vacuna ni tratamiento para el henipavirus y el único tratamiento es la atención sanitaria de apoyo para controlar las complicaciones.

De hecho, desde el departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Huashan, afiliado a la Universidad de Fudan (China), llaman a la calma, pero admiten que el coronavirus no será la última enfermedad infecciosa que provoque una pandemia”, ya que las nuevas enfermedades infecciosas “tendrán un impacto cada vez mayor en la vida cotidiana de los seres humanos.

.

También te puede interesar...