¿Los jubilados se quedan sin medicamentos?

584x270_PAMI-farmacia.jpg_274898881

Los jubilados pierden la cobertura en varios medicamentos.

Por Dr. Daniel Cassola

El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires publicó un comunicado con severas alegaciones contra la actual gestión del PAMI, a cargo de Carlos Regazzoni. En primer lugar, los profesionales denuncian que la obra social decidió prorrogar los contratos de compras de medicamentos con la industria farmacéutica, de la misma manera que lo hizo la gestión anterior. De esta manera, se convalida un sistema que fue denunciado públicamente por Regazzoni por distintas estafas, sobreprecios y fraudes.

Como las cosas no mejoran por generación espontánea, si se trabaja de la misma manera es más que probable que se obtengan los mismos resultados. Los farmacéuticos también advierten que al continuar con el atraso en los pagos a las farmacias, se condena a muchos jubilados a tener que peregrinar en busca de los remedios que necesitan, ya que no todas los comercios tienen la posibilidad financiera de afrontar las demoras para stockearse.

Pero lo que es más preocupante aún es que hay cientos de medicamentos que perderán toda o parte de la cobertura que PAMI brindaba. Esto, según los farmacéuticos, fue comunicado a ellos de forma directa por la obra social. Entonces, ahora los afiliados de PAMI deberán pagar por remedios que antes no abonaban.

Por lo que comunican los farmacéuticos la medida ni siquiera está informada oficialmente. No se sabe aún cuáles serían los productos que se dejan de cubrir. Hay que ser cuidadoso porque dejar de cubrir un medicamento para enfermedades crónicas, como la hipertensión, por poner un caso, podría significar un desastre sanitario para los jubilados. Por ahora, los farmacéuticos y los pacientes se enteran de que el producto perdió la cobertura cuando falla la validación de la receta en la farmacia.

El panorama económico para la tercera edad es más que sombrío si a los medicamentos sumamos los aumentos en los servicios públicos. Tal como comentó el defensor de la tercera edad Eugenio Semino, si bien los jubilados se pueden acoger en la tarifa social, la misma no contempla los aumentos que llegan a través de, por ejemplo, las expensas. O sea, el impacto se va a sentir igual.

No hay dudas sobre la necesidad de un cambio en muchos aspectos de la vida pública y de la administración, tanto del Estado como de los entes no gubernamentales como puede ser el PAMI. Pero si el cambio es consolidar lo que no funciona y perjudicar al afiliados, sin dudas, el camino elegido es el equivocado.

.

También te puede interesar...