Lugares poco comunes en los que se puede criar el mosquito del dengue

El sistema de desagote del aire acondicionado o hasta rincones de la bañera pueden convertirse en criaderos.

Generalmente escuchamos, leemos o vemos una gran cantidad de información sobre dónde puede criarse el famoso mosquito. Una parte de esa información es de calidad y otra errónea. El Aedes aegypti se cría en recipientes comúnmente llamados (por nosotros los argentinos) tachitos o cacharros y en algún otro que pueda acumular agua. Los más comunes son los “floreros” de los cementerios (cualquier tarro, frasco, o recipiente de metal donde se pueda colocar flores con agua), las cubiertas de automóvil (las gomas de los autos, etc.).

Existe además una gran cantidad de otro tipo de contenedores de agua y conservación de la humedad como los depósitos de agua del descongelamiento de heladeras, sistema de desagote de equipos de aire acondicionado, el frasco de mayonesa (o aceitunas o similar) sobre la heladera para que la batata eche raíces, un inodoro abandonado a la intemperie, los tanques de agua de las casas cuando no tienen la tapa correspondiente, las canaletas de desagüe pluvial en condiciones regulares (pendiente inadecuada) y por sobre todo con hojarasca, bebederos para aves en los jardines, piletas de piso con canillas que goteen, etc.

Leé también: El Aedes aegypti, entre historias de mosquitos y el carnaval

Hace un par de años, tuve una experiencia diferente con este tema, estando en Brasil con mi esposa y a la vuelta de un congreso en el norte hicimos escala en Salvador de Bahía, no podíamos perder la oportunidad de conocer esa bella ciudad. El hotel modesto pero con muy buena atención y por sobre todo limpio. Sin embargo un día durante la ducha mi señora me llamó diciendo que le parecía que había larvas de mosquitos en la bañera. Cuando fui a ver, evidentemente no estaban.

Cuando llegó mi turno de ducha, a los pocos minutos veo que sí, hay larvas. Después de más de 20 años de trabajar con ellos no me quedó ninguna duda de que se trataba de larvas de Aedes aegypti. Vivían en la escasa agua y mucha humedad que se hallaba en el perfil de aluminio que hace de marco a la mampara de la ducha. Salían por el efecto de correntada del agua de la ducha e intentaban volver a su escondrijo de forma muy eficiente. Lo más llamativo del asunto es que sobrevivían al agua tibia (con promedio de 30° C de temperatura ambiente no se suele utilizar agua muy caliente), el jabón, champú, etc., y de la limpieza diaria de los encargadas de ello (doy fe de su eficiencia).

Leé también: El secreto: apuntar a las larvas

Por supuesto le comenté al conserje del tema y me dijo que no me preocupara, a la mañana siguiente fumigarían todo el hotel y revisarían todas las mamparas de los baños. Al volver a la tarde pude comprobar que, efectivamente, la mampara estaba totalmente sellada.

Este relato no es más que para demostrar que cualquier lugar, sobre todo dentro de las casas, puede ser un criadero de mosquitos. La otra observación es la responsabilidad de los empleados del hotel para con los pasajeros, a sabiendas de que en esa ciudad es cosa de todos los días la aparición de enfermos de dengue.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...