Más impuestos al tabaco es igual a menos fumadores

VF0QZIE1--575x323

Por Dr. Daniel Cassola

Las políticas que se han adoptado contra el tabaco en los últimos años tienen logros palpables pero también deudas aún no saldadas. Hubo campañas de información sobre lo perjudicial del fumar, y restricciones que prohibieron, aunque no con un éxito total, la publicidad de los distintos productos tabacaleros. Como corolario, hay menos fumadores, pero todavía siguen siendo muchos.

La propuesta más fuerte para continuar en el avance contra el cigarrillo consiste en aumentar los impuestos. Según un estudio realizado por la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC), la suba de los tributos al tabaco tendría dos consecuencias sumamente beneficiosas: disminuiría el número de fumadores y aumentaría la recaudación fiscal.

Para ser efectiva la medida debería cumplir con algunos requisitos. En primer lugar debería alcanzar a todos los productos de tabaco, porque si no el consumo de cigarrillos se puede trocar por el de tabaco en pipa, cigarros para armar, habanos, etcétera. Luego los impuestos deben afectar a los paquetes y no a las marcas, porque si no las tabacaleras crean nuevas marcas más baratas (de hecho periódicamente lo hacen).

Además hay que considerar la manera que el impuesto se mantenga actualizado por la inflación y que luego la recaudación por el mismo sea distribuida criteriosamente entre las provincias ya que todas las regiones del país afrontan los costos sanitarios del tabaquismo. Lo que es central, por si no ha quedado claro, es que el impuesto repercuta en un aumento del precio de los cigarrillos.

Según los cálculos obtenidos por FIC si se le agrega a los paquetes una imposición de 15 pesos por “Impuestos Internos”, esto lograría que el producto aumente su precio en un 68 por ciento. De esta manera, se reduciría el consumo de tabaco en un 19 por ciento y se incrementaría la recaudación en 21.600 millones de pesos.

En una reunión realizada por FIC ayer en la Ciudad de Buenos Aires, Santiago Afonso, funcionario del Ministerio de Hacienda y Finanzas, y Nicolás Galvagni Pardo, de la Jefatura de Gabinete de Ministros, se comprometieron a avanzar con un proyecto de ley de impuestos al tabaco.  Por otra parte, Marta Angueira y Marina Kosacoff, del Ministerio de Salud de la Nación, aseguraron que la intención de esa cartera es, de una vez por todas, ratificar el Convenio Marco de la OMS sobre el tabaco, un tratado internacional de salud pública que Argentina todavía no ha suscrito.

Si los funcionarios cumplen con sus promesas ganamos todos. Menos tabaco es más salud.

.

También te puede interesar...