Mucha gente no sabe desayunar

desayunos-saludables-para-bajar-de-peso-680x365_c

Por Dr. Daniel Cassola

En Argentina, y probablemente en otros países también, es mucha la gente que no desayuna o desayuna mal. Esta conducta puede ser causa de somnolencia en la mañana, como así también de falta de concentración en la escuela para los más chicos o un menor rendimiento laboral para los grandes.

Desayunar prepara el cuerpo para todo el día. Es el combustible para estudiar, trabajar, hacer ejercicio físico. Incluso quienes quieran perder peso deben desayunar de manera contundente, ya que de otra manera es muy probable que se picotee durante todo el día porque el cuerpo nos va a pedir la energía que no incorporamos a la mañana. O sea, que el primer error en cuanto al desayuno, es justamente, no desayunar.

Luego la cuestión es qué desayunar. Recordemos el refrán popular que dice “desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo”. Es importante incluir una variedad de alimentos en la primera comida del día, a la que muchos especialistas en nutrición además designan como la más importante.

Siempre es recomendable incluir algún carbohidrato y fibra. Los cereales son muy buenos en la dieta porque aportan hierro y vitamina B. También se pueden incluir proteínas, ya sean vegetales o animales. Por ello los vegetales (una tortilla con diferentes verduras por ejemplo), las frutas e incluso unas fetas de fiambre pueden formar parte del desayuno. También se puede completar la mesa con semillas, frutas secas como las nueves y unas gotas de aceite de oliva.

Al menos el desayuno debe comprender entre el 20 y el 25 por ciento de nuestra ingesta calórica diaria. Para ello no es necesario comer todo lo que enumeramos todos los días. Así como en el almuerzo o en la cena, también se puede variar en el desayuno. Por otra parte, si a la mañana debemos arrancar con actividades muy temprano se pueden preparar algunos de los alimentos la noche anterior.

Por más que sea lo más sencillo de consumir cada vez más se recomienda limitar la ingesta de productos industriales ricos en grasas trans, azúcar y sal. Por último, es saludable hidratarse, tomar un par de vasos de agua al despertarnos o durante la primera comida y no solo limitarnos a las infusiones.

No desayunar o desayunar mal es un error. Se trata de la energía que necesitamos para empezar a funcionar cada día.

.

También te puede interesar...