PAMI sin servicios para sus afiliados en el Chaco


Por Redacción Curar con Opinión

En la provincia del Chaco, el PAMI suspendió prestaciones médica e internaciones. Así lo denuncian jubilados y médicos. La red de prestadores de la Asociación de Clínicas y Sanatorios del Chaco (Aclysa) sufre una deuda de 800 millones de pesos por parte del organismo oficial, confirmada el 23 de agosto por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia a favor de los prestadores chaqueños y en contra del PAMI.

El corte en la atención de las clínicas de Aclysa para el 60% de los 94 mil jubilados nacionales que hay en Chaco, hizo que la demanda recayera en los hospitales públicos. A fines de agosto el director del Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, Raúl Alfredo Medina, alertó sobre el colapso de ese centro de salud.

Toribio Navarro, de la filial chaqueña de la Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados de la Argentina, denunció que al menos tres abuelos fallecieron desde el 1º de julio por no conseguir camas ni en las clínicas de la red alternativa ofrecida por PAMI, ni en los hospitales públicos. Y advirtió que si en los próximos diez días no reciben respuesta al pedido de informes remitido a Buenos Aires, seguirán el reclamo de la atención a los afiliados por vía judicial: “La situación es muy grave. Una señora de Ciervo Petiso recibió la ambulancia con dos horas de demora; ni siquiera tenía una camilla así que la acomodaron en el piso; falleció al llegar a un conocido sanatorio de Resistencia, porque en su zona no había camas ni en los privados ni en los hospitales”.

“Estamos prácticamente sin cobertura, con prestaciones deficitarias. No tenemos internación, los abuelos deambulan de un lado para el otro”, expresó Hilda Santillán, consejera federal de PAMI. Y acotó: “Únicamente en Roque Sáenz Peña, la segunda localidad más grande del Chaco, donde convergen 20 mil afiliados, únicamente hay dos sanatorios, con 16 camas de terapia”.

.

También te puede interesar...