¿Por qué hay tantos casos de violencia adolescente?

FUENTE: Clarín

En el último mes se conocieron varios casos de violencia adolescente. Chicos de entre 14 y 17 años que -invadidos por la furia- se pelean a la salida de boliches, en fiestas privadas, colegios o clubes deportivos. Hoy se conocieron dos casos: el ritual de iniciación de un equipo de hockey y una golpiza de adolescentes en una “matiné” clandestina.

Mirá también: Violento ritual de iniciación en un equipo de hockey sanjuanino

Los especialistas aseguran que la violencia en este grupo etario se da porque muchos jóvenes desarrollan antes la capacidad motora (como la fuerza y la lucha) antes que la psíquica (la capacidad de poder analizar la situación). Es decir, actúan antes de pensar.

Los ejemplos sobran: fiesta trágica de la primavera en una quinta en Moreno, donde un chico de 19 años murió y otros 14 -la mayoría menores de 16- resultaron heridos; un ataque brutal a golpes a en un colegio en Chascomús, donde el video de la golpiza se viralizó; un ataque de rugbiers de 17 años que lastimaron a un chico de 18.

“Todos esos casos coinciden en la brutalidad de la violencia. Lo que pasa en los adolescentes es que se provoca un desarrollo motor que se adelanta al psíquico. Los chicos sufren cambios corporales como la fuerza y la capacidad de pelear antes que la de razonar. No lo pueden controlar. De todas maneras, esos sucede también porque en esa franja etaria se consume mucho alcohol y drogas, un combo fatal”, explicó Ana Rozenbaum, psicoanalista especialista en adolescentes y miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

La especialista agregó que estos actos violentos no distinguen clases socioeconómicas: “Existe una violencia social imperante. Los chicos ven eso y lo absorben. Son también más débiles y por eso actúan sin pensar”.

Rozenbaum no le quita importancia a lo que sucede con el alcohol y las drogas: “Son edades en las que se consume mucho, eso hace que no sean dueños de sus actos, que bajen las inhibiciones”, afirma y agrega: “El acto se adelanta al pensamiento”.

La experta explica que eso con el tiempo puede que se acomode y que el desarrollo o la madurez psíquica se equipare a la motora: “Cuando se alcanza la juventud plena, después de los 18 años, los chicos deberían empezar a cambiar esas actitudes. Aunque claro, no siempre sucede”.

.

También te puede interesar...