Rubinstein, el nuevo ministro de Salud

Por Dr. Daniel Cassola

Finalmente se produjo uno de los relevos más anticipados de los últimos tiempos en el gabinete nacional. Jorge Lemus deja su cargo en el Ministerio de Salud de la Nación para ser reemplazado por Adolfo Rubinstein, quien se desempeña en la actualidad como secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos. Por lo que dejan entrever los allegados al gobierno, Rubinstein oficiaba de viceministro de Salud, ante la inexorable partida de Lemus.

Pero, ¿Quién es Adolfo Rubinstein? Su origen político es radical, y su padrino político es Ernesto Sanz. En distintos medios se ha aclarado que Rubinstein se ganó el puesto por su trabajo en el Ministerio y no por sus conexiones políticas, ya que todo lo que sea meritocracia suena mejor en la era Cambiemos.

Rubinstein tiene un destacado currículum académico y profesional. Es médico graduado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, obtuvo posgrados en la Escuela de Salud Pública de Harvard, en la misma UBA y en la Universidad de York.

No tiene una carrera dentro de la política y su participación en la función pública es muy reciente. Su trabajo más extenso ha sido en el Hospital Italiano de Buenos Aires, donde se desempeñó por más de dos décadas como jefe del Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria.

Dentro del área de investigación participó hasta su ingreso al ministerio en el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS). En 2015 ganó un concurso para ser investigador de carrera del CONICET.

Rubinstein es uno de los integrantes del equipo que trabajó para diseñar la Cobertura Universal de la Salud (CUS), plan que ya fue presentado en reiteradas ocasiones por el gobierno pero que aún no fue implementado.

Al respecto, hace algunas semanas, en una entrevista con un medio radial Rubinstein definió a la CUS “como un concepto más amplio que el mero acceso a la salud ya que tiene que ver con un seguimiento en el tiempo y con la posibilidad de contar con un médico de cabecera”.

En aquella ocasión Rubinstein precisó que se buscará reforzar la atención primaria de la salud y mejorar el acceso a la información clínica. También habló de mejorar la aplicación de la tecnología en la organización de la salud. Por último, aclaró que el sector público “no pasará a ser arancelado”.

.

También te puede interesar...