Trastornos alimentarios: una tormenta perfecta

Hemos construido entre todos, como cultura, un ideal de belleza con eje en la delgadez extrema, que conduce a la bulimia, la anorexia y otros trastornos. La importancia de apagar el discurso dietante.

Asistimos a tiempos extraños. Por un lado, abundancia de alimentos disponibles las 24 horas durante los 7 días de la semana y, por el otro, una obsesión y un malestar corporal inéditos en la historia.

Entonces es fundamental analizar cómo se genera este fenómeno. Por un lado hemos construido entre todos, como cultura, un ideal de belleza con eje en la delgadez extrema. En ese ideal estereotipado las curvas no existen, salvo las generadas por implantes quirúrgicos. Todo lo demás se extirpa en minutos.

Por otro, están la genética y la personalidad de cada mujer. Y hablo de mujeres porque la relación es 20/1, femenino-masculino.

Por último, están la familia, los amigos, la pareja, los compañeros de trabajo. Toda la gente que más te conoce y sin embargo sólo ve tu cuerpo. Sabe lo maravillosa que sos, lo creativa, divertida, inteligente, solidaria… pero al momento de evaluarte sólo ve tu cuerpo: cómo lucís, tu exterior, tu aspecto. Es así que quedás atrapada en la tormenta perfecta.

Así es como te embarcas en dietas extremas, dietas de hambre, demonizás lo que más te gusta y un día estás enferma. Sea bulimia, anorexia, ortorexia o cualquier comportamiento que te genera malestar con tu cuerpo sólo es una trampa porque nunca alcanza.

Te convocamos a reflexionar. A apagar el discurso dietante. A no hacer comentarios sobre el cuerpo de otros ni sobre el tuyo. Hay tanto tema interesante para hablar; te convocamos a no someterte a comentarios negativos sobre tu imagen, tus arrugas, tu edad, tu forma. Te convocamos a oponerte al ideal tiránico que todos aceptamos sin cuestionar. Todos juntos podemos cambiar este modelo de cuerpo que nos está matando lentamente. ¡Porque juntos somos poderosos!

* Médica especialista en Nutrición. Fundadora del Equipo de Trastornos Alimentarios del Hospital Municipal Dr. Carlos G. Durand y directora de los Cursos de Posgrado de Nutrición de la Universidad Favaloro.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...