Alemania, Rusia y Grecia experimentan récords de contagios y muertos por coronavirus

La pandemia, al menos en Europa, todavía no se detiene. En los tres países la vacunación se encuentra estancada. Alemania y Grecia sufren cifras inéditas de casos positivos mientras que Rusia supera sus marcas históricas de muertos por Covid-19. Intentan avanzar con restricciones para no vacunados.

Por Dr. Daniel Cassola

Ni en Alemania, ni en Rusia, ni en Grecia la vacunación logró alcanzar la marca del 70 por ciento de la población. Las campañas se encuentran estancadas ya que chocaron con la voluntad de quienes todavía no se vacunaron. Desde hace semanas las autoridades sanitarias de la región hablan de la “pandemia de los no vacunados” y tal es la fase que parece estar viviéndose en algunos países europeos.

La incidencia semanal de coronavirus en Alemania se situó ayer en 213,7 contagios por 100.000 habitantes, el nivel más alto desde que comenzó la pandemia y el doble de la semana pasada. En el país, el detenimiento de la campaña de vacunación y las posibles salidas a la crisis ya son objeto de debate público. Según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología en las últimas 24 horas se registraron 21.932 contagios, más del doble que el martes de la semana anterior. El número de muertos también se duplicó con respecto a la semana anterior y alcanzó los 169. La presión hospitalaria, en consecuencia, también ha crecido. En Alemania un 67,1 por ciento de la población ha recibido la pauta completa de la vacuna y un 69,7 por ciento al menos la primera dosis.

Según una encuesta de la revista alemana Der Spiegel, un 42 por ciento de los alemanes consideran que las actuales medidas para hacer frente a la pandemia son insuficientes, mientras que el 27 por ciento las considera exageradas y un 31 por ciento las ve adecuadas. Uno de los temas que más se discuten es el de la búsqueda de caminos para aumentar la presión sobre quienes se niegan a vacunarse. Por otra parte, la Comisión Permanente de Vacunación todavía no ha recomendado que los niños menores de 12 años sean vacunados y no se espera que eso ocurra antes de mediados de diciembre.

Rusia, a su vez, registró ayer 1211 fallecimientos por Covid-19, nuevo récord diario desde que se desató la pandemia, no obstante lo cual las autoridades sostienen que en la última semana la situación epidémica en el país ha experimentado una ligera mejora. Esta triste marca se produjo a la vuelta de los siete días no laborables decretados en todo el país por el presidente ruso, Vladimir Putin, para intentar cortar la cadena de contagios.

Desde hace tres semanas la cuarta ola de la pandemia se cobra diariamente más de mil vidas en Rusia, siendo en la actualidad el país que más fallecimientos registra en una sola jornada. También es el país del mundo con más casos diarios de Covid-19: en las últimas 24 horas se notificaron 39.160 contagios en sus 85 regiones. Las autoridades rusas atribuyen el agravamiento de la situación epidémica al factor estacional, a la llegada del otoño y el consiguiente descenso de las temperaturas, así como a la variante Delta del coronavirus, mucho más contagiosa que las demás.

Por último, en Grecia los casos diarios de coronavirus alcanzaron ayer el nivel más alto desde que comenzó la pandemia en febrero de 2020. Los hospitales griegos comenzaron a colapsar bajo la presión del aumento de las infecciones. El norte del país, donde las tasas de inoculación son más bajas que en otras regiones, ha sido el más afectado en los últimos días. En la segunda ciudad de Salónica, la gerencia de un hospital clave que lucha contra el Covid-19 dijo que estaba abrumado por los pacientes.

Allí donde la vacunación se estanca, el coronavirus vuelve a avanzar. Las cuestiones estacionales y las variantes más contagiosas también sirven como impulso de la pandemia. Para no volver a medidas que nadie quiere volver a experimentar es necesario inocular a la población. Una vez más, Europa sirve de espejo para ver lo que puede suceder más adelante.

.

También te puede interesar...