Algunos países arrancarán con la tercera dosis a pesar de que no hay pruebas de su necesidad

Según la OMS y la FDA (Estados Unidos) no hay evidencias sólidas para justificar la aplicación de una tercera dosis de vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, Gran Bretaña anunció que comenzará con la aplicación. Quieren evitar a toda costa un nuevo confinamiento en la época fría que en el hemisferio norte está por comenzar.

Por Dr. Daniel Cassola

Un grupo de expertos de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyeron que no hay ninguna prueba sólida de que sea necesaria una tercera dosis de vacuna para la población general. Los investigadores realizaron una revisión exhaustiva de ensayos clínicos sobre la efectividad de las vacunas y análisis observacionales sobre su funcionamiento en diferentes países.

El trabajo, publicado hoy en la revista médica The Lancet, muestra que la eficacia de estos fármacos sigue siendo muy alta contra todas las variantes del coronavirus, incluida la Delta. “El conjunto de pruebas acumuladas hasta el momento parecen mostrar que no hay necesidad de una tercera dosis en la población general, pues su protección contra la enfermedad grave es aún alta”, escriben los autores.

Las vacunas tienen de media un 95 por ciento de eficacia contra los cuadros graves de Covid-19 y un 80 por ciento contra la infección, independientemente de la severidad. Los datos son válidos para todas las variantes conocidas. “Los estudios publicados hasta el momento no aportan pruebas creíbles de que esté disminuyendo la protección contra el Covid grave, que es el principal objetivo de las vacunas”, resaltan los autores del análisis, liderados por la jefa de investigación de la OMS, Ana María Henao. “Aunque una tercera dosis pueda aportar alguna ventaja, los beneficios de inmunizar a los no vacunados son mucho mayores”, añaden los autores del trabajo.

Los responsables del artículo dicen que es posible que haya grupos que sí necesiten esa tercera dosis, especialmente los inmunodeprimidos. En este sentido, Gran Bretaña no quiere volver al confinamiento el próximo invierno europeo y se prepara para fortalecer a su población más vulnerable para impedirlo. Los mayores de 50 años y trabajadores de cuidados con ancianos serán los que recibirán una tercera inyección de la vacuna contra el Covid de refuerzo.

“Se ofrecerán inyecciones de refuerzo a las personas de 50 años o más, a las personas que se encuentran en hogares de ancianos, a los trabajadores de atención médica y social de primera línea y a las personas vulnerables mayores de 16 años”, anunció el gobierno. “No se debe administrar una tercera dosis hasta seis meses después de que una persona haya recibido una segunda inyección”, agregó el comité.

.

También te puede interesar...