El 14 por ciento de los contagiados en Argentina trabaja en el sistema de salud


Es un porcentaje demasiado alto si se toma en cuenta que el sistema sanitario no colapsó como en España o Italia. Hay denuncias sobre instituciones que incumplen las medidas de prevención

Por Dr. Daniel Cassola

Los peores contagiados de la pandemia son los trabajadores del sistema de salud. Además de la cuestión humana presente como en cualquier otro caso, son a los que necesitamos activos y sanos para trabajar, más que a ningún otro grupo de profesionales. El riesgo de que un trabajador hospitalario disemine la infección también es muy alto y puede afectar a más colegas e internados.

Hoy la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, una de las encargadas de la comunicación del Ministerio de Salud, informó que el 14 por ciento de los casos confirmados en el país corresponden a trabajadores del sistema de salud. Son en total 374 positivos, de los cuales 3 han fallecido.

El contagio entre profesionales ha puesto a algunas instituciones en una situación muy delicada. El sanatorio La Providencia, ubicado en el centro porteño, prácticamente ha dejado de funcionar porque 34 de sus trabajadores se contagiaron. En una clínica privada de Vicente López, Centro de Salud Norte, se registraron 12 casos entre el personal, por lo que la operatividad del centro también está comprometida.

De la misma manera se vive una situación delicada en uno de los hospitales más importante de la Ciudad de Buenos Aires, el Hospital Italiano, donde ya son 19 los casos positivos informados. Allí, además, hay una discusión en curso entre los trabajadores y la dirección. La comisión del gremio de la sanidad en el hospital sostiene que la propagación de los casos se debió a la “negligencia de las autoridades a la hora de evitar el aislamiento de distintos empleados que regresaron del exterior”. Por su parte, el director del hospital Marcelo Marchetti había enviado a los trabajadores un audio en el que decía que la entidad había “acatado las resoluciones oficiales y que las modificaciones de las medidas se adaptan a las necesidades de cada momento”.

No se trata de un fenómeno del subsector privado. En el hospital Belgrano del partido bonaerense de San Martín se registraron 17 casos, lo que llevó al gobernador de la provincia Axel Kicillof a suspender preventivamente parte de sus actividades ya que había estado de visita en ese centro de salud con anterioridad.

Un punto crucial para garantizar la seguridad de los trabajadores es la provisión de insumos profesionales. La situación de los mismos, en estos momentos, es muy complicada porque no hay muchas fábricas en el país y porque los precios se dispararon desde el inicio de la pandemia. El gobierno está tomando una serie de medidas para que la población compre los productos necesarios para el aseo de manos, los barbijos y los termómetros. De la misma manera debería intervenir para que todos los efectores del sistema de salud cuenten con los elementos de seguridad para sus trabajadores a un precio razonable.

Si en estos momentos de relativa calma y una cantidad moderada de casos tenemos tantos casos en el personal de la salud, si llega un pico de contagios se debería esperar un desborde, que se está a tiempo de evitar.

.

También te puede interesar...